Tiene la ventaja de que es más barata y de muy fácil producción

MÉXICO.- La nueva vacuna NDV-HXP-S para el COVID-19 comenzó ensayos clínicos en Brasil, México, Tailandia y Vietnam, y podría cambiar la manera de combatir la pandemia en el mundo, ya que es la primera en con un nuevo diseño molecular y se espera que sea capaz de crear anticuerpos más potentes de los que produce la generación actual de biológicos, informo el diario New York Times.

Otra de sus ventajas es que podría ser mucho más fácil de producir. Las vacunas actuales requieren fábricas especializadas con ingredientes difíciles de adquirir. En cambio esta nueva inmunización podría producirse en masa en huevos de gallinas: los mismos que producen miles de vacunas de influenza en fábricas de mundo cada año.

Si la NDV-HXP-S resulta ser segura y eficaz, los fabricantes de vacunas para influenza podrían producir mucho más de mil millones de dosis al año y a un costo sumamente accesible para países de bajos a medianos ingresos.

La primera fase de los ensayos clínicos concluirá en julio y la etapa final tardará varios meses más para ver si funciona de verdad en la gente. Aunque los experimentos con animales han generado esperanzas en torno a las posibilidades de la vacuna afirma, Bruce Innis, del Centro PATH para la Innovación y el Acceso a las Vacunas, el cual ha coordinado el desarrollo de la NDV-HXP-S. “Creo que es una vacuna de primera clase”, sostuvo. (Agencias / La Jornada)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí