EN EL HOMENAJE A RAMÓN IVÁN EL FIERRO VIEJO COMPITE CON LA POESÍA…

0
171

Todo el 14 de agosto duró el reconocimiento literario para Suárez Caamal, en la ciudad de Bacalar

 

Héctor Cobá

El Despertador de Quintana Roo

 

 

Inevitable ausencia-presencia de Adriana Cupul Itzá, de Jesús Fuentes Allen (QEPD) y de los enfermos, justificadas en la develación del busto del poeta e iniciador del taller literario Sian Ka´an de la Casa Internacional del Escritor (CIE), en el homenaje a Ramón Iván Suárez Caamal que duró todo el día, el pasado 14 de agosto de este año.

En la ciudad de Bacalar, emociones a flor de piel, recuerdos de la fascinación del descubrimiento de jugar con las palabras, se escucha la contundencia del feminismo poético de Mabel Quinto y personales versos de Yusi Sabido (que son de todos); la presencia de literatos de Cancún, Chetumal y Playa del Carmen que hicieron el esfuerzo de asistir, protagonizaron un ineludible choque de lectura, de papel o del teléfono celular, parte de la realidad y del sembradío suarezcaamaliano.

Se perdieron la lectura matutina-vespertina en medio del verde pasto, cual selva original quintanarroense, los invitados especiales. ¡No llegó ninguno! Desairaron las llamadas tres meses antes del organizador del encuentro Miguel Ángel Morales Beiza.

Primero se pegaron los microperforados con frases de poemas de Ramón Iván (RI) en los autos, en el estacionamiento del restaurante Cenote Azul. Fotos y más fotos de él junto a los hoy poetas, hace años talleristas, acompañado éste de su esposa Suemy McLiberty.

Sí están Germán Solórzano, Cornelio Hernández, Yusi Sabido, Miguel Ángel Morales Beiza, Mabel Quinto, Ana Mar Moreno, Jair Cortés, Daniel Cabrera Padilla, Ana Paola Santoyo Moreno, Letika Flores, Landy Ic Sandy, Gabriela Guerrero, de Cancún, Playa del Carmen, Bacalar y Chetumal.

En las mesas del restaurante Cenote Azul llueven las anécdotas de los participantes de todas las generaciones del taller, en el desayuno (huevo con chaya, chilaquiles, pan dulce y café, así como agua de tamarindo y jamaica), sobresalen un par, la de Mabel, es una reunión con los niños del ayer. Refrenda Yusi: ¡Cuando nos encontramos en estos casos, seguimos siendo niños! Tras el desayuno, la chorcha y la puesta al día, siguió una foto grupal con fondo del Cenote Azul.

El segundo movimiento es ir a ver la pinta de bardas con frases del poeta homenajeado, en diferentes domicilios de la ciudad de Bacalar); ejemplo “La luna es sabia/ Pues permite que brille/ Lo más oscuro”.

 

Lecturas

 

Toca ir a la palapa Lagos, a la avenida 27 por calle 20, a la primera mesa de lectura de los participantes emergidos del taller literario Sian Ka´an desde 1986. Jorge Yam afirma seguimos en nuestra trinchera gracias al amor por el poema que él, RI, nos provocó, lee los poemas Presente y Fondo azul de su libro Engranaje, del primero: “Soy pecador y quizás poeta. Estoy obeso de metáforas/ que no quieren brincar en mis venas/ y llegar a la orilla de una hoja”. Ana Paola Santoyo entre sollozos y lágrimas destaca que por RI entró al mundo de la poesía cuando acompañaba a mi madre a los talleres de poesía, de niña me sentí muy asustada, con el paso del tiempo logré un poema circular: Resonancias, el maestro dijo ¡está bien hecho! Alma Rosa Freyre Reinhardt lee textos de su libro de tanatología, 13 Mariposa, que corrigió y pulió Jair Cortés. Jair Cortés recuerda, a través del libro Poesía en acción conocí por primera vez a Ramón Iván Suárez Caamal y en la Casa Internacional del Escritor de Bacalar lo conocí por segunda vez, lo que me dio una segunda oportunidad de vivir. Lee “…beber el mejor mezcal y baile”

Segunda mesa. Más que contundentes y seductores los poemas de Yusi Yareily Sabido Correa y Mabel Quinto Castillo (ad hoc al ambiente selvático). La lectura de poesía y narrativa transcurre en medio del verde pasto, cual selva original quintanarroense, entre palma real, zapote y chico zapote, almendros, cocos (árboles y frutos), ciricote, plátano, flor de la serpiente. Cítricos como mandarina, lima, naranja dulce y agria, así como mandarina. Guayaba, mamey de Santa María. Yusi señala que es poesía terapia, escribo más para mí que para el público. Va un fragmento de Reflejo

 

“Epígono que presagia una respuesta en el aire,

un caminar indistinto,

una mirada…

un arranque.

 

…atrapada en talle grande,

un berrinche que aborrezco

y amo en cada detalle…

una versión reluciente…

de mi reflejo indomable”.

 

De lo más profundo, defensa de la figura femenina, Diosas Ctónicas, de Mabel Quinto Castillo

 

“Todas venimos a escupir nuestro veneno:

enojo, rabia e impotencia

Somos fuente de energía y luz que se funde al compás del sonido.

Caóticas.

Venimos a enterrar el eco que habita en nuestros pechos…

Venimos a reconocernos.

Venimos a ser una.

 

…Tejemos el caos.

 

Hervimos la piel.

Aflojamos el llanto.

Serpientes hermanas.

Medusas con úteros conectados a la tierra.

 

Juntas en un solo espíritu

Juntas en una vibración”.

 

Esta mesa cerraría la cerró Landy Ic Sandy. En medio de la lectura. Cual poeta en ciernes, Suárez Caamal reparte el recién publicado poemario, ganador del Premio Internacional de Poesía de la municipalidad de La Arena, Perú, en 2015, de Agustín Labrada Saxofoneando. Número musical 13:05 horas (baladas de Felicia Manrique). Sigue la comida de carne molida o picadillo con zanahoria y papa, agua simple y refrescos.

 

Chiapas y muertos

 

Medio bloque de la tercera mesa es chiapaneco: Ana Mar Moreno y Germán Solórzano, con Daniel Cabrera Padilla y Miguel Ángel Morales Beiza. Descubrimos con el maestro RI que jugar con las palabras es fascinante, y alude a Jesús Fuentes Allen (QEPD). Ana Mar Moreno menciona: somos parte del sembradío de poetas que tiene el maestro RI, continúa Germán Solórzano. Todos leen de su teléfono celular excepto Miguel Ángel Morales Beiza, quien da lectura a un texto referente a la figura paterna. La última mesa. Inicia Cornelio Hernández, éste destaca de inicio tuve que leer a los grandes del taller a Daniel Cabrera Padilla, Tania Portillo, Omar Ortega y a Israel Miranda; asimismo, recuerda a la revista SonArte. A él le hace competencia en su lectura la camioneta que compra “fierro viejo que venda, lavadoras, refrigeradores, aire acondicionado. Cualquier tipo de desecho, sáquele provecho, aproveche”. ¡Él sí lee de su libro!

Por su parte, Miguel Ángel Suárez Caamal rememora. Atrás de la puerta escuchaba a los grandes que platicaban de Neruda, de García Lorca. Defiende que los homenajes se deben hacer en vida. Da lectura a un cuento suyo. Saulo Aguilar presenta algo de lo que ha escrito este año, un cuento bien hecho, lleno de ritmo y emoción, su diestro manejo hace seguir la lectura.

Tras la lectura de textos, a las 18 horas comenzó la develación del busto y placa del homenajeado en la Casa Internacional del Escritor de Bacalar. El fin de todo, una lectura de poemas de Suárez Caamal de su poemario Panteón familiar, con un posterior y nutritivo debate.

 

* Ana Mar Moreno, Germán Solórzano y Héctor Cobá

 

Facebook Héctor Cobá / Twitter @HctorCob / hectorcobacc@gmail.com