Alertan autoridades colapso “inminente” de una represa de miles de millones de litros de agua contaminada con productos de desecho de la fabricación de fertilizantes

AGENCIAS

TALLAHASSEE.- Florida trabaja para intentar evitar el desastre. Una fuga en un depósito de aguas residuales de una extinta planta de fosfato al sur de Tampa ha forzado la evacuación de cientos de hogares y amenaza con inundar el área y la bahía de Tampa con agua contaminada por fósforos, nitrógeno y un tipo peligroso de yeso.

“Lo que ahora estamos tratando de prevenir son inundaciones catastróficas”, dijo el gobernador del Estado de Florida, Ron DeSantis, tras sobrevolar el lugar en helicóptero.

Se ha declarado el estado de emergencia con el fin de destinar nuevos fondos para hacer frente a esta potencial crisis en el polígono industrial de Piney Point, una antigua fábrica de fosfato, compuesto utilizado para la producción de fertilizantes.

El revestimiento plástico de este depósito, que contiene más de un millón de metros cúbicos de aguas residuales, provenientes de dragados o de lluvia en particular, comenzó a filtrarse hace varios días.

“Si viéramos una ruptura completa, en unos pocos minutos, podrían derramarse más de un millón de metros cúbicos de agua”, dando lugar a una “pared de agua” de 6 metros de altura dijo Scott Hopes, funcionario del condado de Manatee.

Algunos han expresado su preocupación de que estos nutrientes puedan ayudar al desarrollo de un fenómeno conocido en esta región del Golfo de México, una “marea roja”, una floración de algas que le da al agua una apariencia roja y amenaza con asfixiar la vida marina.

“Este desastre ambiental es aún peor porque era completamente predecible”, dijo Jaclyn López, gerente de Florida de la organización ambiental Center for Diversity Biology.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí