ELECCIONES DE INCONGRUENCIA

La posibilidad de triunfo es, hasta ahora, un volado: entre la pérdida de credibilidad en las encuestas, en las propuestas de los candidatos y en sus partidos, la creciente inconformidad ciudadana y el derrumbe del mito del voto corporativo, la voluntad popular será definitiva

SALVADOR CANTO

A menos de dos semanas de que se lleven a cabo las votaciones para la gubernatura de Quintana Roo, la elección sigue siendo un albur para los candidatos, en donde el juego de las encuestas ha perdido credibilidad y las acusaciones se mantienen como la principal estrategia de algunos de los participantes, con lo que no logran todavía convencer a los ciudadanos, pues es claro que existe una clara ausencia tanto del mensaje político como temático de propuestas concretas.

No obstante que todavía no existe certeza de victoria para los candidatos, la tendencia general evidencia que la puntera de este proceso electoral sigue siendo Mara Lezama Espinosa, de la coalición Juntos Hacemos Historia en Quintana Roo.

En medio de todo esto, todavía hay candidatos que le están apostando al voto corporativo, es decir, creen que con un acuerdo con organismos sindicales como la CTM, la CROC e incluso tianguistas tienen asegurado su triunfo, cuando en realidad esa “ayuda” ya no es garantía de sufragio masivo, como ocurría hasta hace dos sexenios.

Es decir, hoy este voto ya está completamente descalificado y no es de fiar, y ejemplo de ello es que en algunos casos los mismos dirigentes se han vuelto partícipes directos de las elecciones como ocurrió recientemente con la CROC que aglomera a cientos de trabajadores y que dirige Mario Machuca Sánchez, quien como dirigente estatal del desaparecido Partido Encuentro Social (PES) no pudo mantener el registro de su partido ni con el voto “asegurado” de sus agremiados, en las elecciones de 2021.

Hoy es evidente que los partidos políticos carecen de una estructura política eficaz como en su momento la llegó a tener el PRI, que le permitió durante muchos años obtener triunfos importantes, pero en la actualidad esta gente de la vieja guardia se ha volcado a apoyar a Morena, aunque otros más se han aliado al PRD.

La moneda sigue en el aire

A pocos días de que se lleven a cabo las votaciones para elegir  tanto al próximo gobernador o gobernadora, así como a los diputados locales, el resultado la elección continúa en suspenso, pese a que hay candidatos que ya se sienten ganadores.

En política nada está escrito y lo cierto es que lo que está en juego es ni más ni menos que el futuro de Quintana Roo, es demasiado lo que hay en juego, lo que ha provocado que en las últimas semanas las acusaciones entre los candidatos vayan en aumento e incluso hay de por medio ya hasta demandas penales.

La estrategia es distinta entre los equipos que rodean y asesoran a cada candidato, pues en el caso de la abanderada por Morena, PVEM, PT y Fuerza Por México, Mara Lezama, se planteó no acudir a dos debates previo al oficial, organizado por el Instituto Electoral de Quintana Roo (Ieqroo), en donde era claro que sus contrincantes se iban a concentrar en atacarla para tratar de restarle votos.

El primer debate fue convocado por la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y el segundo por la empresa radiodifusora Turquesa, en donde Luis Alegre Salazar, exdiputado federal por Morena e hijo de Gastón Alegre, confabuló para que los otros cuatro candidatos, Laura Fernández, Leslie Hendricks, José Luis Pech y Nivardo Mena, se le fueran encima con todo a Mara Lezama, en caso de que acudiera a la invitación.

Pero al tratarse de debates no oficiales, el equipo de la exalcaldesa de Cancún optó por no presentarse y atender otras actividades y prioridades de la campaña que le permiten mantenerse como puntera del proceso electoral, para llegar con todo a las votaciones del próximo 5 de junio.

Encuestas, sin ninguna credibilidad

El dicho de que “quien paga manda” está más que claro dentro del actual proceso electoral de Quintana Roo, particularmente evidenciado por las decenas de encuestas que han circulado en las últimas semanas y aunque en todas Mara Lezama encabeza las preferencias en la tendencia de voto, en otras se pone en segundo puesto a Laura Fernández o a José Luis Pech, con distintos porcentajes de cercanía e inclusive en alguna hasta se habla de un empate técnico con la candidata de Morena.

Es decir, dichas encuestas, muchas realizadas por conocidas empresas dedicadas a ese tipo de medición y otras por organizaciones desconocidas, presentan cifras muy dispares que impiden informar objetivamente sobre la realidad de las circunstancias, por lo que es evidente que solamente se usan como instrumentos propagandísticos de quien las manda a hacer.

Así, el juego de las encuestas y del discurso triunfalista provoca que unos suban y otros bajen, pero la realidad es que estos resultados no son del todo confiables.

Ejemplos de ello existen muchos, pero dos recientes y muy conocidos dejan en claro que ese tipo de actividad no abona nada a la democracia:

Uno de los casos es internacional, cuando Donald Trump, del partido Republicano, contra el pronóstico de casi todas las casas encuestadoras, ganó la elección presidencial en Estados Unidos en 2016.

A nivel local, es de recordarse el pasado proceso electoral a la gubernatura, en donde a tres semanas de las elecciones muchas de las encuestadoras, entre las que se incluían algunas de periódicos nacionales, daban como seguro ganador a Mauricio Góngora Escalante del PRI y mandaban al segundo lugar a Carlos Joaquín González del PAN-PRD; sin embargo, fue este quien terminó ganando, con el 45 por ciento de los votos.

La inseguridad, el talón de Aquiles

En las últimas semanas la violencia se ha desbordado en Quintana Roo, particularmente en el municipio de Benito Juárez, en donde se ha evidenciado una completa falta de estrategia en materia de seguridad pública de los tres órdenes de gobierno.

Lo que ocurre diariamente en Cancún, entre homicidios, extorsiones, cobro de “piso” que ha derivado en el cierre de negocios e incluso millonarios robos, ha sido usado por algunos candidatos para acusar al partido político actualmente en el poder municipal, cuando en realidad se trata de un tema que va más allá de una sola administración y por lo general incumbe a los tres órdenes de gobierno.

Hoy, todos los candidatos se han abocado a señalar la falta de estrategias para atender ese grave flagelo que afecta a los ciudadanos, pero del mismo modo no han hecho propuestas claras de cómo podrán ellos atender la situación de forma concreta, más allá de los sobados discursos que se repiten en cada proceso electoral, como  reforzar la capacitación de los policías, aunado a mejorarles el sueldo, lo que en la realidad no ha funcionado.

Hoy quienes realmente sí hacen su trabajo son los grupos delictivos, que han establecido una estrategia de miedo para pretender opacar a un candidato o tratar de beneficiar a otro, pero sobre todo, para tener sometidos a los ciudadanos y que esto influya en el resultado de las elecciones del 5 de junio.

Campañas sin el derroche utilitario

A diferencia de otros procesos electorales, la repartición de las clásicas playeras y gorras con los nombres de los candidatos, mochilas y otros adminículos se ha reducido significativamente, pues en algunos casos los partidos políticos se dieron cuenta que eso no les garantiza el triunfo.

De hecho, lo que sí se ha evidenciado es que hay partidos que han empleado una estrategia de repartición de recursos que van desde los 500 hasta los mil pesos para movilizar a la mayor cantidad de estructuras a su favor y que sobre todo, les sirvan como votos el 5 de junio.

Todos los partidos políticos, al menos en Benito Juárez, tienen casas de operación en múltiples regiones y fraccionamientos populares, en donde semana con semana reúnen a su gente para la entrega de dinero para seguir apoyando la campaña y buscar garantizar el voto para sus candidatos.

Algunas de estas casas están localizadas en Prado Norte, Villas del Mar, región 90, región 102, entre otras, que sirven para partidos políticos como Morena, PAN, PVEM y PRD, principalmente.

Candidato desdeña informar su 3de3

Con base en información de la plataforma Transparencia Mexicana y el Observatorio Electoral del Estado, a dos semanas de las votaciones, el candidato del partido Movimiento Auténtico Social (MAS), Josué Nivardo Mena Villanueva, es el único sin presentar el informe 3de3 para dar a conocer su patrimonio actual.

De los cinco contendientes, el exalcalde del municipio de Lázaro Cárdenas radicado desde hace muchos años en la isla de Holbox, en donde fue incluso Capitán de Puerto, es el único que no ha cumplido con ese compromiso de transparentar sus recursos.

“Cuando un candidato o candidata no publica su 3de3, limita la oportunidad de las y los electores de conocer la información sobre su situación patrimonial, así como los riesgos de que incurra en conflicto de intereses cuando ejerza funciones de autoridad”, plantea en su página Transparencia Mexicana.

Y es que los candidatos tienen que hacer la declaración fiscal, la cual comprueba que el declarante ha cumplido con sus obligaciones de pago de impuestos, mientras que la declaración patrimonial permite conocer el estado, evolución y valor estimado de los bienes que posee y finalmente, la declaración de intereses permite identificar aquellas actividades o relaciones que podrían interferir con el ejercicio de las funciones o la toma de decisiones de un funcionario o persona de interés público.

Del mismo modo, Transparencia Mexicana dio a conocer que tres de los cinco candidatos no declararon en la sección de intereses, pues dijeron no participar en empresas, instituciones, beneficiados privados, fideicomisos en los últimos dos años, a excepción de Leslie Hendricks, la abanderada del PRI, quien aclaró que tiene participación en tres empresas como socia.

Es importante destacar que en la página de Transparencia Mexicana se destaca que publicar el 3de3 no es sólo un acto de transparencia y apertura hacia la ciudadanía, sino una primera oportunidad de prevenir y mitigar conflictos de intereses, así como de darle seguimiento a la evolución patrimonial de la o el candidato en caso de que gane el cargo de elección popular.

Mientras que en términos de justicia fiscal, es indispensable saber también si el candidato o candidata están al corriente en el pago de sus impuestos.

Semana crucial para candidata del PAN-PRD

La candidata de la alianza integrada por el PAN, PRD y Confianza, Laura Fernández Piña, se encuentra en el ojo del huracán al ser acusada de que, a su paso por la presidencia municipal de Puerto Morelos en dos ocasiones, endeudó al Ayuntamiento y provocó que el actual gobierno enfrente una quiebra técnica.

De hecho, la actual alcaldesa del undécimo municipio, Blanca Merari Tziu Muñoz, anunció que ya se interpusieron al menos tres demandas penales, ante las irregularidades encontradas durante la administración que encabezó la actual candidata a gobernadora del estado.

Aunado a dichas demandas interpuestas por el gobierno municipal, hay dos más promovidas por la Auditoría Superior en el Estado que encabeza Manuel Palacios Herrera.

El funcionario dejó en claro que no se trata de un tema político, sino de una situación legal y en ese contexto, confirmó recientemente que la primera denuncia fue presentada el 15 de marzo por las actuales autoridades municipales, la cual es por el presunto delito de peculado por 4.2 millones de pesos; la segunda, del 5 de mayo, por supuesto fraude con las cuotas del IMSS de los trabajadores del Ayuntamiento y la tercera, del 10 de mayo, por presunta negligencia en el desempeño de sus funciones, fraude procesal y peculado.

Esto ha provocado que la campaña de Laura Fernández comience a tener tropiezos, pues gente de su círculo cercano confirmó a El Despertador de Quintana Roo que las dirigencias nacionales de los partidos que la arropan le aconsejaron que interpusiera una demanda de amparo y evitar que pueda ser detenida, como ha ocurrido en otros procesos electorales.

No obstante, el vocero de la candidata del PAN, PRD y Confianza negó que ella haya tramitado un amparo y que en todo caso, Laura Fernández Piña goza de fuero constitucional, porque es una diputada federal con licencia.

Común denominador: casi todos han salido del PRI

De manera directa o indirecta, la mayoría de los candidatos tanto para la diputación como para gubernatura han estado ligados al Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Tan solo en el caso de los candidatos a la gubernatura, cuatro de los cinco aspirantes, incluyendo a su propia abanderada, han pasado por las filas del tricolor.

En tanto que en los casos de José Luis Pech de Movimiento Ciudadano y Laura Fernández Piña de la alianza integrada por el PAN, PRD y Confianza, ambos vienen de la vieja escuela priista, que abandonaron pese a que ahí obtuvieron en múltiples ocasiones diversos cargos públicos.

En lo que respecta a Josué Nivardo Mena Villanueva, de forma directa cuando era capitán de puerto de Holbox y como empresario naviero, siempre mostró su apoyo al PRI.

Leslie Hendricks Rubio es la única que al menos hasta ahora ha seguido siendo fiel a sus ideales, pese a que el PRI hoy en día carece de cuadros suficientes para competir abiertamente y los pocos que ha habido, han buscado otras opciones.

Ejemplo de ello es el caso de Francisco Amaro Betancourt, procedente de una familia de linaje priista, fue dirigente municipal del partido y funcionario en varias administraciones públicas cuando ese partido era hegemónico, además de que en el pasado proceso electoral su hijo Francisco Amaro Lara fue candidato a una diputación por el tricolor.

Hoy Francisco Amaro Betancourt es candidato a diputado local por el PRD, pese que durante muchos años afirmó que jamás se saldría del PRI, otro caso que abona a que la ciudadanía ya no crea en los políticos y menos en campañas electorales.

Cabe señalar que el PRD nunca ha tenido una estructura política y la que tenía el PRI, que los llevó durante décadas a múltiples triunfos electorales, hoy está volcada al apoyo de Morena.

Finalmente, como dato anecdótico, Mara Lezama Espinosa, vinculada en todo momento a los medios de comunicación, sin ser militante, curiosamente comenzó su carrera en Quintana Roo como maestra de ceremonias de diversos eventos priistas.

Resultados oportunos y confiables: INE e Ieqroo

El Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, quien estuvo en la entidad en días pasados para revisar el trabajo en torno a las elecciones para la gubernatura, el Congreso local y la Consulta Popular sobre la permanencia o no de Aguakan que se desarrollará en Benito Juárez, Solidaridad, Isla Mujeres y Puerto Morelos, afirmó que están dadas las condiciones para que los comicios se realicen con todas las garantías de que el voto será respetado y que los resultados tanto del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) como del Conteo Rápido fluyan oportunamente.

Explicó que el Conteo Rápido permitirá a las habitantes de Quintana Roo conocer las tendencias de votación hacia las 10:00 de la noche del día de la jornada electoral y esa información será difundida por el Consejo General del Instituto Electoral de Quintana Roo (Ieqroo).

El Conteo Rápido es un ejercicio científico estadístico para calcular con mayor precisión y confianza las estimaciones de las tendencias de los resultados la misma noche de la elección. Elige algunas casillas aleatoriamente y con los resultados de las casillas comienzan las estimaciones.

Enfatizó que de las 2 mil 297 casillas que se instalarán en toda la entidad el 75% ya cuentan con las y los funcionarios plenamente capacitados como presidentes, secretarios y escrutadores y sólo falta la capacitación de 41 ciudadanas y ciudadanos que se harán cargo de 33 casillas, además de 307 observadores que han presentado su solicitud.

Por su parte el presidente de la Comisión Temporal de Seguimiento de los Procesos Electorales Locales 2021-2022, José Roberto Ruiz Saldaña, afirmó que en Quintana Roo y en las entidades con elección no hay “focos rojos”, pese a un aumento claro de los índices delictivos. “Incluso podemos señalar que en las restantes entidades federativas también están transcurriendo con paz social y con un clima bastante aceptable”, sostuvo.

Consulta contra Aguakan va: Ieqroo

Mayra San Román Carrillo Medina, presidenta del Instituto Estatal de Quintana Roo (Ieqroo), aclaró que pese a muchas oposiciones y complicaciones técnicas, finalmente el mismo día del proceso electoral se desarrollará la Consulta Popular en cuatro municipios de la zona norte —Benito Juárez, Isla Mujeres, Puerto Morelos y Solidaridad— en torno a la permanencia de la concesión de Aguakan.

Explicó que el Ieqroo ha utilizado todos los medios de comunicación a su alcance, como prensa escrita, radio, televisión, medios electrónicos e incluso volanteo, para dejar en claro que se llevará a cabo esta Consulta Popular con pleno apego a la Ley de Participación Ciudadana.

Es importante destacar que desde hace más de dos meses la empresa Aguakan ha emprendido una amplia campaña de difusión para tratar de convencer a la ciudadanía de que el servicio de suministro de agua potable, atención de alcantarillado y manejo de aguas residuales que presta es el óptimo en los cuatro municipios en donde tiene concesión hasta el 31 de diciembre de 2053.

Sin embargo, es evidente para cualquiera de sus usuarios que dicha empresa de capital extranjero, que se ha visto beneficiada desde el gobierno de Mario Villanueva, no ha cumplido con su responsabilidad y que el agua potable que distribuyen, además de ser la más cara del país, es de pésima calidad y representa un claro riesgo para la salud de las personas, una situación que se mantendrá impune durante las próximas tres décadas de prevalecer el “sí” en la consulta, o de no alcanzar la cantidad mínima de votos mayoritarios en contra para que el resultado sea vinculante. equivalente al 35% del padrón electoral, es decir, unos 120 mil ciudadanos.