REDACCIÓN

CANCÚN.-  El abogado ambientalista Gerardo Solís Barreto denunció ser víctima de un acto intimidatorio por parte de Grupo RIU, el cual interpuso una demanda en su contra por presunta corrupción de menores.

Como se recordará, Solís Barreto logró detener provisionalmente la construcción el hotel RIU Riviera-Cancún, en la zona hotelera de Cancún por medio de un amparo obtenido en representación de un grupo de niños, bajo el argumento de la violación a su derecho a un medio ambiente sano.

Según el grupo jurídico del grupo RIU, el ambientalista habría falsificado las declaraciones de los niños para realizar dicho amparo y afectar al proyecto hotelero.

Solís Barreto calificó la demanda del consorcio como un acto de represión, con el que se criminaliza “el legítimo derecho que tenemos de defender los recursos naturales de Quintana Roo”, para lo cual recurrió a menores de entre 15 y 18 años, “porque la gran mayoría de los adultos trabajan en la zona hotelera y tiene miedo, por lo que no quisieron participar”.

Sostuvo que el RIU ya destruyó la mitad de la duna costera y cuestionó el actuar de la Fiscalía del Estado en los casos de delitos ambientales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí