A PROPÓSITO DE…

MARISOL BALADO ESQUILIANO

Con altas y bajas el proceso de vacunación contra el COVID 19 en el país avanza, lento, muy lejos de los tiempos prometidos pero poco a poco van aplicándose las vacunas. Los retrasos en el país se deben a que las compañías farmacéuticas no han podido envasarla en dosis con la rapidez exigida por la demandante población mundial y porque se dio cobertura universal primero a la población de los países que establecieron como prioridad la salud y destinaron el presupuesto necesario a la investigación para hallar la fórmula adecuada; estos países fueron Reino Unido, Alemania y Estados Unidos; como consecuencia la población de estos países fue la primera en inocularse.

La noticia dada por el Secretario de Hacienda de que el presupuesto para asegurar 250 millones de dosis estaba dispuesto fue una más de las notas alegres que tanto le gusta dar al Gobierno federal, el que en su afán de acaparar todo el proceso “para evitar el uso electorero y faccioso de la vacunación”, solo entorpeció las acciones y restó eficacia a la campaña de vacunación porque aunque en términos generales se desarrolló el procedimiento de acuerdo a lo planeado, muchos mexicanos se quedaron esperando la llamada telefónica para que le dieran cita y acudir al módulo que le correspondía, es decir que se les dio información incorrecta. En el estado ya hay un desfase importante en razón de que en cada lugar a la que han llegado las vacunas han sobrado dosis, se flexibilizaron las reglas y se aplicaron vacunas a las personas que acudieron; bien por ello, sin embargo deberán revisar las autoridades correspondientes dónde está el nudo gordiano en el asunto porque las personas no están acudiendo a los módulos de vacunación. Ayer fue el último día de la aplicación en Cancún de un primer ciclo a personas de 60 años y mayores, de las 48 mil dosis previstas para cancunenses solo habían acudido poco mas de la mitad. La desinformación que ha permeado sobre todo en las redes sociales no ha podido ser contrarrestada por los medios oficiales y lo delicado en el tema es que mientras no haya la cobertura del 85% de mexicanos vacunados no podremos alcanzar la inmunidad de rebaño, aquí es donde debemos hacer más conciencia y acudir a vacunarnos cuando nos toque para salir de la pandemia antes de que el virus mute y la que se está aplicando deje de ser eficiente.

 

LA RUEDA DE LA FORTUNA

La lucha de los partidos de izquierda en México porque contáramos con procesos electorales democráticos, transparentes, en los que prevalecieran la certeza y legalidad se materializó cuando en 1990 se crea el Instituto Federal Electoral. Desde ese año a la actualidad después de cada proceso electoral se han hecho cambios a la legislación de la materia para ir perfeccionando no sólo la jornada electoral sino el proceso de las campañas. Ante la sospecha de financiamiento ilícito en las campañas el marco jurídico es cada vez mas preciso en cuanto a la obligación de candidatos y partidos de rendir cuentas ante la autoridad. La memoria selectiva de los políticos mexicanos, en este caso de los morenistas y aliados puede hacerle un gran daño a nuestra democracia. El Instituto Nacional Electoral requiere de un gran respaldo ciudadano para mantenerse como el árbitro de la próxima elección en la que se definirá el rumbo del país que queremos.

Aquí les dejo mi correo por si tiene algún comentario marisolbaladoes@gmail.com

La felicidad está en disfrutar las cosas que tenemos, no en conseguir lo que deseamos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí