EL ‘PAPARAZZI CUBANO’ LLAMA A LA LUCHA ARMADA

0
69

EL BESTIARIO

Alain Rodríguez y presenta a ‘Clandestinos’ con pasamontañas negras y la bandera de Cuba, a la usanza de los viejos terroristas de la Unión Europea, donde se erradicó esa práctica hace una década…

 

 

SANTIAGO J. SANTAMARÍA GURTUBAY

Uno alucina el leer este mensaje en YouTube: “Canal Oficial del Primer Influencer. Contactarme en mis redes sociales Alain Paparazzi Cubano. https://www.instagram.com/alain_papar… y https://www.facebook.com/alainpaparaz

WhatsApp : + ( 507 ) 6162-6716”. Y más cuando este joven presenta a un portavoz de quienes anuncian una serie de ataques en las calles de La Habana y otras ciudades, al estilo de quienes ponían en práctica ‘La Guerra de Guerrillas’ de Vladimir Ilich Lenin que databa de 1906 en escenario convulso de los sesenta y setenta del pasado siglo en la Unión Europea. Un libro escrito por el revolucionario y guerrillero marxista-leninista argentino-cubano Ernesto Che Guevara, el cual fue publicado originalmente en Cuba en 1960, poco tiempo después del triunfo de la Revolución, con el mismo título de la obra del dirigente bolchevique de la Unión Soviética. Guevara intentó que el libro fuese un manual que conjugase su teoría del foquismo con su entonces muy reciente experiencia guerrillera dentro del Movimiento 26 de julio, el cual básicamente había operado en la Sierra Maestra. Su idea era que otros grupos armados insurgentes marxistas lo leyesen y extrajesen enseñanzas aplicables al territorio en el que operasen, ya fuese en América Latina, África o Asia. No obstante, el libro sería traducido al inglés y portugués por la CIA y sería utilizado por las fuerzas contrainsurgencia que estudiaban y se entrenaban en la Escuela de las Américas, la cual estaba situada en Panamá en ese entonces.

Mientras que muchos encuentran paralelismos con el libro ‘Sobre la guerra prolongada’, escrito por el revolucionario y líder chino Mao Zedong, Guevara declaró que no lo había leído, sino que el suyo se basaba en sus propia experiencia durante sus combates guerrilleros que terminaron con el triunfo de la Revolución cubana el 1 de enero de 1959. Por otro lado, Guevara sí había leído dos libros editados durante la Guerra Civil Española (1936-39), titulados ‘Nuevas guerras’ y ‘Medicina contra la invasión respectivamente’. Estos últimos resaltaban la importancia de la motivación política y de los métodos de organización. Sin embargo, Guevara enfatiza que la guerra de guerrillas es un método particularmente favorable contra gobiernos dictatoriales, como el entonces recientemente derrocado régimen militar de Fulgencio Batista en la propia Cuba. Por el contrario, recomienda en todo caso agotar previamente las posibilidades de lucha legal dentro de la “democracia burguesa”. Univista TV narró el directo la expulsión de Alain Rodríguez de Cuba, meses atrás, en avión de Copa Airlines. Era un 28 de diciembre, el día de los Santos Inocentes en el santoral católico. Alain, que no reveló su país de destino ni precisó si el viaje es definitivo, se mostró muy molesto con las autoridades cubanas por quitarle “todo”. “Voy a regresar pronto porque ya se acerca su fin, todos vamos a regresar. Adiós no, hasta pronto Cuba”, concluyó el influencer.

“ETA ha decidido el cese definitivo de su actividad armada”. La noticia más anhelada por la sociedad vasca y que cambiará Euskadi para siempre se resume en estas diez palabras. El mensaje que todo el mundo llevaba muchos años esperando llegó a través de un comunicado de la organización terrorista a las siete de la tarde de un 20 de octubre del 2011, una fecha que quedará ya para siempre en rojo en el calendario. ETA fue fundada en 1959 durante la dictadura de Francisco Franco, y se le atribuyen al menos a 829 personas a través de asesinatos y atentados con bomba en España y Francia. Durante su insurrección eran tiempos donde el Gobierno franquista ejercía un terrorismo de Estado y más tarde, el propio equipo del Ministerio de Interior del socialdemócrata Felipe González promovió el GAL, con el fin de liquidar a los militantes y simpatizantes etarras. Al anunciar su disolución, ETA asestó el golpe definitivo a la lucha armada como opción política en Europa occidental, subrayan los expertos, cuando apenas restan menos de tres meses para conmemorar el décimo aniversario, coincidente con ese ‘Clandestinos’ del ‘Alain Paparazzi Cubano’.

La Fracción del Ejército Rojo en Alemania, el Ejército Republicano Irlandés (IRA) en Irlanda del Norte; las Brigadas Rojas en Italia, el Frente de Liberación Nacional Corso en Francia y ETA en España: la historia de estos grupos que intentaron usar las armas para lograr la independencia, vencer regímenes o forzarlos a realizar grandes concesiones la componen una sucesión de fracasos, según las fuentes de Inteligencia de la Unión Europea.”El recurso al terrorismo siempre está condenado al fracaso”, asegura a la AFP Jacco Pekelder, profesor de la Universidad de Utrecht, en Holanda, especialista de la historia de la violencia política “porque es obra de una pequeña minoría que entra en guerra con el Estado”. “Emplean el terrorismo porque no logran obtener el apoyo de sus propias comunidades”, añade. Están alejados de la mayoría de las personas a las que pretenden representar o defender, en mayor o menos medida, pero en su devenir se quedan sin respaldo social. Los ciudadanos prefieren ejercer sus derechos a través de las organizaciones de masas. “La fantasía de que las acciones armadas motivarían una represión masiva del Estado, lo que abriría los ojos de ‘masas’ y les haría ponerse de lado de los rebeldes no quedó más que en eso, en una fantasía”, señalan los expertos.

Por el contrario, las operaciones policiales, campañas de represión, legislaciones de excepción, llamados a la colaboración contra los grupos armados y el refuerzo de los servicios de inteligencia fueron bien acogidos y respaldados la mayor parte del tiempo por opiniones públicas golpeadas por la violencia, las muertes y los atentados. “Muertos para nada”. “Ni en Europa ni en otros lugares hay terroristas que hayan logrado sus objetivos políticos”, considera Pascal Boniface, director del Instituto de Relaciones Internacionales y Estratégicas (IRIS), “más allá, quizás, del extremista judío que asesinó a Isaac Rabin, que quería hacer descarrilar el proceso de paz y lo logró”. “El terrorismo tiene éxito a nivel mediático, deja huella, pero fracasa políticamente, es una constante”, añade. Para el español Diego Muro, del Centro Handa para el Estudio del Terrorismo y la Violencia Política de la Universidad de St Andrews, en Escocia, “el fin de ETA puso término a la ola etno nacionalista de terrorismo que comenzó con la violencia anticolonialista de la segunda mitad del siglo XX”. “La violencia indiscriminada ha demostrado ser tanto ineficaz como ir en detrimento de la causa nacionalista. Como sugieren campañas secesionistas pacíficas de toda Europa, el tiempo en el que se usaban métodos coercitivos para influir en las políticas públicas claramente quedó atrás”.

En Europa, las campañas antiterroristas funcionaron mejor en los lugares en los que las autoridades tuvieron la inteligencia de ofrecer vías de salida a los militantes arrepentidos o desalentados y a sus círculos. “Cuando la violencia política fracasa, los terroristas necesitan encontrar una salida digna a su estrategia violenta”, explica Jacco Pekelder. “Es un proceso largo y difícil, pueden considerar que es una dura derrota, que toda su vida se basó en una mentira, que quienes murieron lo hicieron para nada”. Tanto en el País Vasco como en Irlanda, el debilitamiento de las bandas armadas estuvo acompañado de un lento proceso político que ha permitido a los menos radicales salir de la clandestinidad y entrar en el espacio público, mientras los más radicales purgaban duras penas. Además, los sucesivos fracasos de los movimientos armados de diferentes países frente a unas políticas cada vez más eficaces y a una cooperación europea reforzada, hizo tomar consciencia a otros grupos y a sus partidarios pacíficos de que se estaban encallando.

“Los grupos terroristas intentan aprender unos de otros”, dice Diego Muro. “Hubo contactos entre ETA y el IRA, entre Batasuna y el Sinn Fein. Los vascos intentaron copiar las tácticas y las estrategias del movimiento republicano irlandés”. El 10 de abril de 1998, las fuerzas políticas en Irlanda del Norte pusieron fin, al firmar el “Acuerdo del Viernes Santo”, a un conflicto que ensangrentó la isla durante 30 años y dejó casi 3.500 muertos. ETA fue fundada en 1959 durante la dictadura de Franco, y se le atribuyen al menos a 829 personas fallecidas a través de asesinatos y atentados con bomba en España y Francia. Todavía persiste un bloque negro (o black bloc, en inglés), una táctica de manifestación de ‘Kale Borroka’ donde sus participantes llevan ropa negra, para evitar ser identificados por las autoridades. La táctica fue desarrollada en la década de 1980 en Europa por activistas autonomistas en protestas antinucleares. Los bloques negros ganaron atención de los medios fuera de Europa durante las manifestaciones contra la cumbre de la OMC en Seattle en 1999, cuando un bloque negro causó daños a propiedades de GAP, Starbucks, Old Navy y otros comercios de Seattle. En la actualidad, esta táctica está asociada principalmente a movimientos anarquistas, autonomistas y fundamentalmente del movimiento antiglobalización presente en las manifestaciones que se desarrollan en diversas partes del mundo.

Según algunos activistas que participan en los bloques negros, no utilizan la violencia contra personas; y si lo hacen es hacia símbolos del poder político. Atendiendo a esta tesis, la agresión a personas se da únicamente como forma de autodefensa, normalmente hacia la policía. En la actualidad existen bloques negros tanto violentos como no violentos. En los medios de comunicación masivos se describe con frecuencia al bloque negro como una organización internacional,​ a pesar de no existir tal organización y ser meramente una táctica empleada en manifestaciones por pequeños grupos ideológicos. También se ha planteado que sean actuaciones permitidas o incluso orquestadas por terceros agentes e incluso por el propio sujeto pasivo de la manifestación para provocar altercados durante la misma para situar a esta como una actuación violenta o irracional y así desprestigiar su propósito o al sujeto pasivo a través de los medios de comunicación de masas, e incluso como táctica para dinamitar desde dentro el ánimo de los manifestantes o para justificar el uso de medidas represoras contra estos.

‘Clandestinos’ es el título de una película dramática cubana estrenada en 1988 y dirigida por Fernando Pérez. Relata la vida de un grupo de jóvenes que lucharon contra la tiranía de Fulgencio Batista en la década de 1950. Ernesto, preso por sus actividades políticas, recibe la visita de Nereida, una joven desconocida de quién desconfía. Ya en libertad se reecuentran al unirse la joven al grupo clandestino que él dirige. Un amor surge entre ellos, paralelo a la lucha armada que condicionará sus vidas. Luis Alberto García, Isabel Santos, Susana Pérez, René Losada, Amado del Pino, Miguel Gutiérrez, Miguel Navarro… son sus protagonistas. Algunos viven fuera de Cuba, otros en Miami, Florida, Estados Unidos… Susana Pérez con su hijo el también actor y director, Roberto San Martín, de dedican al activismo político pro Donald Trump, el presidente republicano que intensificó durante su mandato las medidas en pro de intensificar el embargo -para unos- o el bloqueo -para otros- contra la República de Cuba. ¡Cuánto ha engordado Susana Pérez! Se oye en las calles de la Habana Vieja. Alguien está viendo la televisión de Miami que llega a través del YouTube o Facebook. Uno sonríe cuando recuerda aquellos miles de balcones llenos de parabólicas artesanales en los inicios del ‘Periodo Especial’ de la última década del siglo XX. La gente captaba imágenes del exterior pero priorizaban por la telenovela brasileña ‘Mujeres de Arena’, que pasaban por Cubavisión, donde la actriz Gloria Pires daba vida a las gemelas Ruth y Raquel, una buena y otra mala. La mala servía también para bautizar a la nueva cepa de la gripe del año. Aunque Ruth era la gemela buena no era una estúpida ni una mojigata. Tampoco era perfecta. Tras un accidente en el mar, a una de las hermanas la dan por muerta y todo el mundo piensa que la sobreviviente es Raquel cuando, en realidad es Ruth. Ruth, creyendo muerta a su hermana, aprovecha la ocasión, se hace pasar por Raquel y así vive como esposa de Marcos durante un tiempo. Cuando le confiesa la verdad, él le dice que ya lo sabía y que no le importa, él de quien está enamorado es de ella. ‘Mulheres de Areia’.

 

@SantiGurtubay

@BestiarioCancun

www.elbestiariocancun.mx

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí