El ‘milagro imposible’ de los Papas, la destitución de Donald Trump – EL BESTIARIO

El ‘milagro imposible’ de los Papas, la destitución de Donald Trump  –  EL BESTIARIO

Francisco pidió para el lunes, 2 de noviembre, frijol con puerco. El papa oficial, el argentino Jorge Mario Bergoglio, y el emérito, el alemán Joseph Aloisius Ratzinger, celebrarán una ‘cumbre’ papal veinticuatro horas antes del histórico 3-N…

El ‘milagro imposible’ de los Papas, la destitución de Donald Trump  –  EL BESTIARIO

SANTIAGO J. SANTAMARÍA GURTUBAY

Francisco y Benedicto XVI, tras detectarse nuevos focos de corrupción en el seno del Vaticano, se han encontrado con otra ‘Contrarreforma’ católica no muy diferente a la ejercida sobre el protestantismo de Martín Lutero, que había debilitado a la Iglesia. Abarcó desde el Concilio Ecuménico de Trento en 1545 hasta el fin de la guerra de los Treinta Años, en 1648. Los cardenales no quieren saber nada del apoyo a las uniones civiles entre homosexuales. “Estos también son hijos de Dios y tienen derecho a una familia”, declaró, días atrás, el actual sucesor de San Pedro en la Tierra, el primer obispo de Roma y el Pontífice supremo de la Iglesia Universal. Por si fuera poco, el periódico L’Osservatore Romano, de la Ciudad del Vaticano, anunció que los Papas estaban preparando un ‘milagro’ que facilitara la salida del Despacho Oval de la Casa Blanca, en Washington, del republicano Donald Trump, permitiendo el regreso de un demócrata, Joe Biden. Los Servicios de Inteligencia y sus agentes secretos están en máxima alerta ante la ‘crisis rosa’, la terrenal corrupción y la distópica injerencia en unas elecciones presidencialistas de los Estados Unidos. Varios columnistas no descartaron que ese frijol con puerco de la Cocina Tradicional de la Península de Yucatán, con ingredientes sincréticos ‘rastamayas’, producto de la llegada a estas Zonas Rebeldes de la Guerra de las Castas de refugiados de Jamaica, seguidores de Bob Marley, tuviera mucho que ver con la ‘Primavera del Mate’. En un principio, primaron teorías no lejanas a las ejercidas por Rasputín en la convulsa Rusia. Grigori Yefímovich Rasputín fue un místico ruso con una gran influencia en los últimos días de la dinastía Románov, que dieron paso a la Revolución de Octubre en 1917 y la creación de la Unión Soviética de Vladimir Ilich Lenin, Joseph y León Trotsky. Muchos apoyan, en estos tiempos de COVID-19, el que pudiera tratarse de una estratagema para envenenar al Santo Padre, al ser obligados los ‘chefs’ de la Santa Sede, a preparar los lunes papales, de tercos frijoles con puerco, de chiles habaneros yucatecos y motas importadas rastafaris. No era la primera vez que ocurría un asesinato en la historia de los Papas, y en esta ocasión pudieran estar ultimándose dos magnicidios, los de Francisco y Benedicto XVI. Los Borgias valencianos de España, eran los más imaginativos. Este plato yucateco fue ‘exportado’ al Vaticano por el arzobispo de Mérida, Jorge Carlos Patrón Wong, ‘fichado’, como secretario ‘seminarista.

Robert Nesta Marley, más conocido como Bob Marley (Nine Mile, Saint Ann, Jamaica, 6 de febrero de 1945-Miami, Florida, Estados Unidos, 11 de mayo de 1981), fue un músico, guitarrista y compositor jamaicano. Durante su carrera musical fue el líder, compositor y guitarrista de las bandas The Wailers (1964-1974) y Bob Marley & The Wailers (1974-1980). Marley sigue siendo el más conocido y respetado intérprete de la música reggae y es acreditado por ayudar a difundir tanto la música de Jamaica como el movimiento rastafari (del que era un miembro comprometido) a una audiencia mundial. En los años 70 Jamaica vivía un empeoramiento de su ya típica violencia política; la situación degeneró en una guerra civil callejera entre pandillas de pistoleros militantes de los dos grandes partidos políticos tradicionales, el Partido Nacional del Pueblo (socialista democrático) y el Partido Laborista de Jamaica (centro-derecha conservador). El Ejército y la Policía de Jamaica tomaron las calles, pero no pudieron contener la violencia entre los dos bandos enfrentados. Bob Marley era entonces un pacifista apolítico en Jamaica, un músico ya consagrado y un auténtico propulsor de la fe rastafari. Bob Marley decidió participar en un concierto gratuito en el Parque de los Héroes Nacionales de Kingston, el 5 de diciembre de 1976 para promover la paz y la reconciliación nacional, y así ayudar a frenar la violencia. Pero sectores del entonces opositor Partido Laborista de Jamaica criticaron el concierto porque pensaban que estaba parcializado y en realidad era un acto de apoyo al primer ministro y líder del Partido Nacional del Pueblo, Michael Manley (señalado como amigo de Bob Marley); de hecho Michael Manley era el organizador detrás del evento. Después del anuncio del concierto, el gobierno de Manley convocó elecciones para el día 15 de diciembre (en un claro intento de sacar provecho político del mismo en plena campaña electoral). El 3 de diciembre de 1976, dos días antes de ‘Smile Jamaica’, Marley, su esposa Rita, Lewis Griffith y el mánager Don Taylor fueron heridos en un atentado por pistoleros desconocidos dentro de su casa en 56 Hope Road, Jamaica; se piensa que el atentado fue una represalia de los sectores políticos que rechazaban el concierto por su supuesto carácter de apoyo al gobierno de Manley, aunque algunos creyentes en teorías conspirativas barajan la posibilidad de que estuviese la CIA involucrada (ya que Michael Manley se había acercado mucho a la Cuba de Fidel Castro). Marley fue herido por disparos de arma de fuego en el pecho (muy cerca del corazón) y un brazo, su esposa Rita en la cabeza, Lewis Griffith en el estómago y el mánager Don Taylor también fue hospitalizado por cruzarse en la línea de fuego. Afortunadamente después de un tiempo se recuperaron por completo. Dos días después del atentado, Marley se montó en la tarima y cantó. Cuando le preguntaron el porqué, él dijo: “La gente que está tratando de hacer este mundo peor no se toma ni un día libre, ¿cómo podría tomarlo yo? Ilumina la oscuridad”. Fue la última presentación de Marley en Jamaica durante los próximos 18 meses. Temiendo otro atentado, dejó el país para irse a vivir a Londres, donde grabó su siguiente álbum, ‘Exodus’, uno de los más importantes de su carrera y del reggae.

Los dos papas’, película de Fernando Meirelles sobre Benedicto XVI y Francisco se estrenó, el pasado año, durante las fiestas de Navidad en Netflix, apenas unas semanas antes de que se declarara el COVID-19, y provocó un debate sobre si dulcifica o refleja de manera fiel la política del Vaticano. “No he tenido intención de blanquear la imagen del Vaticano, sino de hacer una película honesta en la que se habla de corrupción y de otros asuntos como el abuso infantil”. En su habitual tono amable, Fernando Meirelles (São Paulo, 64 años) deja clara su postura sobre su película, ‘Los dos papas’. El cineasta se reunió con un grupo de periodistas en Madrid por el estreno en Netflix de su nuevo filme, que desgrana la relación entre Ratzinger y Bergoglio o, más correctamente, entre el papa Benedicto XVI y el cardenal argentino que según todas las apuestas se convertiría en su sucesor si el alemán falleciera… o se retirara, como así ocurrió. En persona, Meirelles es más crítico con el Vaticano que en pantalla, donde salen bien parados los dos sumos pontífices. “Soy católico, aunque hace años que no voy a misa”, cuenta el director de ‘Ciudad de Dios’ y ‘El jardinero fiel’, “y soy defensor de Francisco, que comprende el mundo en que vivimos como una casa común. En el transcurso de la película aparecen varias secuencias donde Francisco y Benedicto XVI comparten varios platos de unas albóndigas alemanas y unas pizzas italianas. Es pura ficción. La realidad es que en el Vaticano los lunes se come frijol con puerco y el resto de la semana, no faltan otros platos de la cocina tradicional caribeña, desde la llegada de otro Jorge, que no es de Argentina ni de Alemania, sino de Yucatán…

En Yucatán el frijol con puerco se come los lunes. Este plato yucateco y su inseparable chile habanero se comen también los lunes en el Vaticano, en la sede del ‘gobierno’ del Papa Francisco. Jorge Mario Bergoglio, amante de la cocina tradicional argentina, con sus empanadas y churrascos, decidió ‘fichar’ a un yucateco, nacido en Mérida, en 1958, Jorge Carlos Patrón Wong. Su tarea ‘gubernamental’ no es nada fácil. Tiene que controlar e innovar todos los seminarios católicos del mundo. Paralelamente ha sido ‘levitado’ al rango de arzobispo. Su juventud y su trabajada experiencia son avales de su éxito. Sus hábitos alimenticios también. Poc chuc, salbutes, panuchos, brazo de reina, cochinita pibil, relleno negro, sopa de lima, escabeche, papadzul, queso relleno, mukbi pollo, joroches…, son nombres ya habituales en los espirituales cocinas del pequeño Estado Católico, en el corazón de Roma.

La cocina tradicional yucateca deriva básicamente de la cultura hispana y la cultura maya. El gusto que la caracteriza depende de la combinación de recetas e ingredientes que le dan origen. Su sabor típico es reconocido por la predominancia de los condimentos empleados en su sazón. El maíz, al igual que en todo Mesoamérica, es también componente esencial de la comida yucateca, y se consume abundantemente. El chile habanero y productos hechos con masa de maíz acompañan la mayor parte de platillos yucatecos. Los platillos se basan mayormente en cerdo, venado, pavo y una gran cantidad de productos del mar derivado del gran litoral peninsular. Dentro de la gastronomía mexicana, la yucateca, ha sido producto del aprovechamiento de numerosos elementos nativos, pero también del intercambio de la flora y la fauna provenientes de otros lugares… La piña, el tomate, el cacahuate, el achiote, entre otros procedentes de América del Sur. De Europa se incorporaron a la gastronomía yucateca el trigo, la lechuga, la menta, el cerdo, la res. Del continente asiático la gallina, el arroz, la cebolla, el ajo, los cítricos, el tamarindo, la almendra, la zanahoria y la caña de azúcar. A fines del siglo XIX un agregado a la cultura culinaria es el que llegó con la inmigración libanesa a Yucatán por señalar tan sólo algunos ejemplos de la gama de elementos que conforman la gastronomía yucateca. Recientemente, se encuentran otras muestras de influencia, como son las aportaciones estadounidenses que influyen de manera creciente en la cultura culinaria de Yucatán. Algunos de los ingredientes principales de la gastronomía yucateca son: la pepita de calabaza, el orégano, la cebolla morada, la naranja agria, el chile dulce, la lima, el achiote, el chile xcatik, el habanero y el cilantro. Los condimentos son parte del secreto, el agua de la región también influye y desde luego los ingredientes mismos son determinantes en el sabor de los platos de yucatecos. Estos reciben influencia de la Cocina Maya original. El ‘Popol Vuh’, libro sagrado de los mayas, dice que el hombre fue creado del maíz. Base y alimento primario del Pueblo Maya. “…y así encontraron la comida y ésta fue la que entró en la carne del hombre creado, del hombre formado; ésta fue su sangre, de ésta se hizo la sangre del hombre. Así entró el maíz en la formación del hombre por obra de los Progenitores”. Esta tesis no impide una ‘Cohabitación del Mate’, que la Biblia y Popol Vuh, compartan estantería en las bibliotecas católicas de los seminarios de Jorge Carlos Patrón Chong. Es la innovadora ‘realpolitik’ del Vaticano del Papa Francisco.

Estuve recientemente en Navarrés, ciudad cercana a Valencia, España. Con Francisco Martínez Climent compartí unas horchatas de chufa. La horchata se elabora a partir de la chufa, tubérculo de la planta con el mismo nombre (Cyperus esculentus). Al parecer, ésta ya era usada en el antiguo Egipto, habiéndose hallado vasos que contienen chufas como parte del ajuar funerario de los faraones. Asimismo, autores persas y árabes de la antigüedad mencionan los beneficios digestivos y desinfectantes de la chufa, usada entonces como bebida medicinal por considerársela energética y diurética. En España tiene origen en Alboraya y es un dulce típico de la Comunidad Valenciana que se suele acompañar con fartones. Paco me transmitió su preocupación por la reelección de Donald Trump, como presidente de los Estados Unidos, este 3 de noviembre próximo. Le comenté una leyenda urbana que oí la noche anterior en las proximidades de La Iglesia Catedral-Basílica Metropolitana de la Asunción de Nuestra Señora de Valencia, llamada popularmente la Seu en valenciano, es sede del arzobispado de Valencia y está dedicada por deseo de Jaime I -siguiendo la tradición del siglo XIII- a la Asunción de María… “En los bares, heladerías, restaurantes de paellas… había un borracho que se vanagloriaba que hablaba todos los días con Dios, directamente con su móvil. Un grupo de cubanos que estaban comiéndose el mejor helado del mundo, al oírle le pidieron un favor. ¿Cuándo va a volver a hablar con Dios? ¿Pudiera hacerle solo una pregunta? ¿Queremos saber quién ganará en las presidenciales de noviembre, si Donald Trump o Joe Biden? “En una hora le llamo. Yo le pregunto lo que quieran. Además es muy comunicativo…”. Transcurridos los sesenta minutos, los habaneros le preguntaron, impacientes… ¿Has podido hablar con Dios? “Ya le he preguntado si Donald Trump va a ser reelegido o destituido”. ¿Y qué te ha dicho? “Me ha colgado el teléfono…”.

@SantiGurtubay

@BestiarioCancun

www.elbestiariocancun.mx

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario