El Juglar Salgado reparte frijolitos para el espíritu a los cancunenses en tiempos del coronavirus

Con el poemario realista Recetario de aversiones nacionales de ATZ ediciones

HÉCTOR COBÁ

La mejor muestra de que José Luis Salgado “El Juglar” es burlón, divertido, bromista la tienen los cancunenses en el poemario realista Recetario de aversiones nacionales, libro logrado gracias a los esfuerzos de Atziri Bravo, Doris Anaid y Mauricio Ocampo, editado por ATZ ediciones.

Fue un regalo que me hizo Mauricio Ocampo y Atziri Bravo cuando estaba hospitalizado, me llevaron la edición completa cuando ya tuve un poco de voz y movimiento, de eso hace un año, señala el trabajador de la cultura en el mundo “El Juglar” engordador del poema a punta de antojitos y penas para que Juan  Pueblo despierte del sueño iniciado en 1521 y se aleje del coronavirus Made in China.

A su vez la autora del libro colectivo Entropía. Poesía y narrativa cancunense y directora general de ATZ ediciones Atziri Bravo, a un año de la aparición del Recetario… expresa que a nivel general, tiene la sensación de satisfacción, en la que más que ayuda de artistas a artistas, es de amigos a amigos.

El autor del poemario paraphiliacs en 7 tomas entre otros más e integrante de ATZ ediciones Mauricio Ocampo recuerda que en realidad la idea inicial nació de ella, de Atz Bravo, como parte de ATZ ediciones. Ella me propuso hacer un libro para apoyar a Juglar. Lo platicamos y salió que sí. Yo me dediqué a buscar el material, seleccionarlo, ordenarlo y editarlo.

Contextualizo. Antes de que Juglar se pusiera mal, diario escribía reflexiones en su Facebook, y lo hacía haciendo alusión a comida netamente mexicana. Alguna vez le comenté que salía un poemario con el título que ahora lleva. Ahí quedó el asunto. Cuando se enfermó, platicando con mi pareja, decidimos rescatar esos textos y armar como ATZ ediciones, un poemario como homenaje al trabajo de Juglar, y como medio de capitalización de ayuda para sus gastos. Así nació el libro número 12 de nuestro acervo, aunque hemos impreso libros para otros autores. En general son reflexiones sobre la política y la vida, subraya.

Por su parte, la artista visual originaria de Tlatelolco, Ciudad de México, quien vive en la ciudad de Cancún desde los seis años de edad Doris Anaid, ha  participado en 34 exposiciones colectivas y tres individuales señala que su papel en la elaboración del libro fue que puso la portada del Recetario de aversiones nacionales, la imagen de retrato del Juglar en una de sus presentaciones. Quién inició con la idea de este libro fue Mauricio en apoyo al estado de salud, en ese entonces, del Juglar. Ocampo me contactó para usar una de mis fotografías de portada, con gran alegría participé con Mauricio para poder apoyar a Juglar.

Asimismo, José Luis Salgado agradece que hace un año, el 27 de marzo de 2019 Mauricio Ocampo (Moco OC) terminó la recopilación, ordenamiento y edición del Recetario de aversiones nacionales con fotografía de Doris Anaid, publicado por Atz Bravo, ATZ ediciones. Yo aún permanecía en el limbo hospitalario. Este texto se agotó gracias a personas que de buen corazón aman la literatura y el amor al prójimo. Toda mi gratitud a ellos. PD: faltan agradecimientos, algunos ya se dieron en persona, otros por vía electrónica y unos más aún siguen pendientes.

Sencillo como él solo, para nada menciona que en 2006 se inició en el oficio de trabajador de la cultura, leyendo en voz alta el Popol Vuh, El Chilam Balam de Chumayel. Recitando a Pablo Neruda, Netzahualcóyotl, Gabriel Celaya, Nicolás Guillen, entre otros y cantando corridos a Emiliano Zapata, Francisco Villa. Todo esto en parques, calles y plazas públicas. Gracias a los talleres de dramaturgia que tomó en el año 2014 con Jaime Chabaud y Martin Giner, entre otros dramaturgos. Además que tiene un Diplomado en Historia del Arte por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

¿Comida sin hambre?

El estro juglariano o salgadiano está inmerso en una  paradoja: “la riqueza gastronómica de nuestro pueblo a la par de la gran hambre que padece. No obstante, el menú juglariano está servido, para cantar en pueblo mayor, bueno, una mínima muestra, un esbozo…

Pa’ empezar a hacer hambre: Frijolitos para el espíritu, pulque de ajo, torta de tristeza, unos gorditos triglicéridos, el encanto de grandes raciones de felicidad prometida, gordita de chicharrón. Caricias, sonrisas, cariñitos, dignidad, besitos, alegría y aplausos; pero por kilo y a granel; un supositorio de humildad a mi amigo, torta de felicidad, dos taquitos de alegría y una agüita de emoción, son sus ofrecimientos y para el lector-comensal-consumidor de poemas realistas y crudos.

De todos sabores

Aunque El Juglar tenga tengo su tono estentóreo, voz de villano, él sí tiene su corazoncito:

“Sopa de cachondeo en jitomate, bistec de

ternura a la mexicana, corazoncitos de

durazno en almíbar, y de beber, agua de

toloache”.

También se le sale lo pizpireto y cachondo por los poros, perdón, por sus letras:

“El pipian está como para chuparte los labios

con tortillas del comal; calientitas y

grandotas, como tus ojos de maíz azul

tierno”.

Cual mala suerte escrita, la pagina 13 de cierra así:

“Una sopa de preocupaciones, un caldito

depresivo con cebollita, una orden de

corajes asados término medio y agüita de tristeza”.

Sin miedo manifiesta su temor

“Es usted un destacado Juglar.

 ¿Destacado significa sin tacos? Tengo

 Miedo”..

Un primer fin agradable de El Juglar puede ser

“Una torta de felicidad, dos taquitos de

alegría con harto chile habanero, cebollita

morada, pápalo quelite y una agüita de

emoción”.

Perdí en grecorromana y lucha libre poética

mexicana, pero en lucha de clases:

¡PROLETARIOS DEL MUNDO

UNIDOS!

El final final…

Salgado le da entera confianza a El Despertador de Quintana Roo y permite presentar a sus lectores textos inéditos que podrían servir para la segunda edición del Recetario de aversiones nacionales o de un libro nuevo.

1 “Me da 15 varos de justicia, 5 de sabiduría; el sol y un planeta en aretes para mi puchunguita; un tamal de rajas y atole de pinole.

2 “Deme 500 pesos de pobreza, 280 de ignorancia, 995 de netflits, 99 de chismitos, una pantalla plana choncha y tres taquitos de surtida,

3 Toc-toc- ¿Quién es?- ¿está Juan Pueblo? -Sí, pero está dormido. -¡Despiértelo!- Eso intento desde 1521, pero creo está anestesiado.

4 “Los nopales, chiles, chocolate, mole, La Guadalupana, los bebés y la cigüeña que los trae; hasta el coronavirus dice Made in China”. (Fotos: Doris Anaid y Facebook / Facebook: Héctor Cobá / Twitter: @HctorCob / hectorcobácc@gmail.com)

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario