A PROPÓSITO DE…

MARISOL BALADO ESQUILIANO

El 8 de marzo de cada año, como ustedes saben, es el Día Internacional de la Mujer y no es una celebración al rol poético que ha desempeñado la mujer y al que asociamos las flores, la serenata, decir versos, si usted lo quiere hacer hágalo pero en realidad es el día en el que hacemos un alto y reflexionamos cómo hemos avanzado en la revalorización de la mujer y su aporte productivo a la sociedad.

Sin duda en el tema de la participación política hemos tenido un enorme salto; en el año 2000 la lucha era por garantizar la cuota del 30% en la postulación a cargos de elección popular; 20 años después estamos hablando de la paridad y estamos perfilándonos para la paridad no solo horizontal y vertical sino transversal también. La reforma en materia electoral más importante fue la de 2018 en la que se precisaron los parámetros para garantizar la paridad y pasar de la oportunidad en la participación a la posibilidad real de ganar un cargo de elección popular; se estableció que las candidatas mujeres tuvieran de suplente a una mujer y así evitar nuevamente un caso de “Juanitas”; se estableció que hubiera un equilibrio en la postulación de municipios o distritos electorales altamente competidos para evitar que en esos cargos en que los partidos tienen mucha posibilidad de perder enviaran a las mujeres de candidatas y que en el caso de las planillas para ayuntamientos no solo se garantice la paridad en las presidencias municipales sino en la integración de las planillas.

Sin embargo hay 2 aspectos en los que le seguimos debiendo al género, a las mujeres; primero el económico porque seguimos en general recibiendo menos retribución que los varones por un trabajo igual y el otro aspecto es el de la violencia que está en una espiral viciosa que se origina en el hogar, trasciende a la calle y se ensaña con las mujeres.

El gran reto hoy, pienso que es encontrar la manera, el como le hacemos para romper ese ciclo de violencia que nos afecta a todos. No es un trabajo solo del Gobierno o solo de mujeres o de hombres, es un gran pendiente que nos involucra a todos y todas como parte de la comunidad.

 

PARADOJA

Con el argumento de que para cambiar la estructura de una sociedad patriarcal que nos permita al género generar las condiciones de igualdad para el desarrollo de las mujeres y su incorporación plena a sistema productivo remunerado, la lucha se ha centrado en el ámbito político para que las mujeres podamos acceder al poder, es decir, mas mujeres en cargos de decisión; sin embargo las que han accedido se han distraído de ese objetivo fundamental y entre que aprenden como funciona el sistema para modificarlo o se dedican a conservar los cargos hay una disparidad enorme en otros temas sustanciales como acceder a una vida libre de violencia o recibir una retribución justa por el trabajo que realizamos día a día todas las mujeres.

 

LA RUEDA DE LA FORTUNA

La instrucción del Presidente a Rosa Icela Rodríguez, Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, para que recibiera a Florián Tudor hizo que más de uno levantara la ceja; la información que proporcionó seguramente surtirá sus efectos en Quintana Roo en los próximos meses. Atentos.

Aquí le dejo mi correo marisolbaladoes@gmail.com

Puede que no todos los días sean buenos pero en todos los días hay algo bueno.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí