La contracción para este año apuntaría a un 8.9%; se prevén avances en el PIB, de 3.3% en 2021 y de 2.6% en 2022, según previsiones del Banco de México

AGENCIAS

 

MÉXICO.- La contracción económica que México enfrenta sigue siendo muy adversa y pese a que el peor escenario de contracción no se materializó, los riesgos futuros para la actividad económica incluyen un recrudecimiento de los contagios de covid-19, medidas adicionales de distanciamiento social, así como un paro adicional en la producción, advirtió Alejandro Díaz de León, gobernador del Banco de México (Banxico).

Aunque las expectativas de contar con una vacuna favorecerán la recuperación de la economía, será gradual y a un ritmo moderado que llevará al país a un crecimiento inercial a 2022.

El banco incluyó un escenario para el pronóstico de 2020 en el que se prevé una recesión menos drástica, con caída del Producto Interno Bruto (PIB) de 8.9%, en comparación con el 12.8% contemplado en el informe anterior.

Para el siguiente año un avance de la economía mexicana de 3.3%, que se podría desacelerar para 2022 y regresar a las tasas de crecimiento de los últimos años de 2.6%.

Bajo el escenario central anticipado se advierte que la actividad económica no recuperaría el nivel observado al cierre de 2019, previo a la pandemia, sino hasta 2023.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí