Economía: negras perspectivas

En medio de un incremento de precios no visto desde 2001, expertos vaticinan más problemas para México por la inflación en EEUU; vienen nueve meses de “leve recesión”

MÉXICO.- La economía del país enfrentaría un futuro más duro del que ya se veía venir, como consecuencia de la inflación en EEUU, que en junio alcanzó el 9.1%, su nivel más alto desde noviembre de 2001 y que no solo golpea a los bolsillos de los consumidores de esa nación, sino que amenaza con encarecer, aún más, los productos en México.

Jacobo Rodríguez, director de Análisis Financiero en BWC, recordó que la economía mexicana está muy ligada a la estadounidense, y que al ser México un país importador, el alza de precios de productos en el vecino país afectará a los consumidores nacionales.

“Las implicaciones para México vienen de diversos puntos, el primero tiene que ver con que los precios de muchos productos se han encarecido y eso significa que el valor de las importaciones aumentará, lo que tendrá incidencia directa en la inflación local”, comentó.

En la primera mitad de junio, el Inegi reportó que el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) en el país fue de 7.88%, manteniendo sus niveles más altos en 21 años. Con el resultado de la inflación en EEUU, los precios generales en territorio mexicano podrían seguir al alza, destacó Rodríguez.

Esta situación, dijo, implicaría que el Banco de México (Banxico) eleve nuevamente la tasa de referencia en agosto, luego de un alza histórica de 75 puntos base que se decidió a finales de junio.

Bank of America señaló que la economía de EEUU se desacelera a un mayor ritmo del que se temía debido a la alta inflación, y es probable que sufra una recesión a finales de este año, que también tendrá un impacto para México con una recesión para la economía nacional.

De manera coincidente, la operadora de fondos de inversión Franklin Templeton advirtió que México tendrá este año una “leve recesión”, en la cual por un lapso de tres trimestres se espera que el saldo de la actividad sea negativo. Además, se anticipa que la inflación persista al alza por los próximos cuatro meses.

Luis Gonzalí, codirector de inversiones de la operadora en México, mencionó que para este año se anticipa que el PIB tenga un avance de 1.5% y con una inflación que incluso podría superar el nivel de 8%.

“Faltan meses para que los precios al consumidor comiencen a bajar o toquen su pico, esperamos más máximos, no extrañaría si el índice de precios sube a 8.2%”, expresó. (Con información de El Sol de México / La Jornada)