Duro revés a Biden en Virginia

0
0
Virginia Republican gubernatorial nominee Glenn Youngkin speaks during his election night party at a hotel in Chantilly, Virginia, U.S., November 3, 2021. REUTERS/ Elizabeth Frantz

La caída en picada de la popularidad presidencial lo hace perder un bastión demócrata que mantenían desde el 2009

AGENCIAS

WASHINGTON.- El presidente Joe Biden y el Partido Demócrata sufrieron un descalabro político mayor en el crucial estado de Virginia, conurbado con la capital estadounidense, Washington, DC, luego de que Terry McAuliffe, un ahijado político de la dinastía Clinton, fue derrotado por el republicano Glenn Youngkin, en lo que podría ser una anticipo de las elecciones legislativas de 2022 y de los comicios presidenciales de 2024.

Con 94 por ciento de los votos computados, McAuliffe acumulaba el 48.2% de los votos, frente al 51.2% para el republicano.

La derrota de los demócratas, que no habían perdido una elección estatal desde 2009, fue vista como un voto de desconfianza contra Biden, toda vez que la popularidad del candidato demócrata estuvo sincronizada con el desempeño presidencial durante los últimos meses.

Aunque Biden ganó el estado de Virginia con 10 puntos porcentuales en 2020, el deterioro reciente de su popularidad afectó las posibilidades electorales de McAuliffe, quien hace apenas unas semanas era un claro favorito.

Con base en las encuestas de salida de urnas, los votantes de Virginia indicaron que la agenda política de McAuliffe fue demasiado liberal ideológicamente, mientras que las propuestas del candidato republicano estuvieron más centradas en temas domésticos.

Expertos creen que el resultado en Virginia podría prefigurar la pérdida de las mayorías demócratas en la Cámara de Representantes y en el Senado en el próximo año, y dificultar a Biden la disputa por la presidencia en 2024, donde podría enfrentar otra vez a Trump.