¿Dónde debes acariciar a tu gato?

0
71

La zona preferida para las caricias varía de un gato a otro dependiendo de sus gustos individuales. Esto no es difícil cuando ya conoces a tu gato, ya que los felinos son animales muy expresivos a la hora de demandar atención o exigir cuidados. De hecho, llegarán a adoptar la postura más complicada con tal de conseguir que les acaricies donde ellos quieren.

Por tanto, puedes empezar por esa zona que tanto le gusta y continuar atendiendo a lo que más le apetezca. Entonces, poco a poco, podrás ir probando con más lugares. Por ejemplo, desde la mitad de la espalda hasta casi llegar a la cola es un lugar que les encanta. En cuanto comiences a rascarle ahí, verás como, inmediatamente, comienza a levantar el lomo. Otro lugar donde acariciar a un gato para que se relaje es la parte trasera de las orejas. Cuando los acariciamos ahí suelen quedarse inmóviles para que sigamos haciéndolo.

Lo que no debes hacer al acariciar a un gato

Finalmente, para saber cómo acariciar a un gato arisco, debemos tener en cuenta todo aquello que no tenemos que hacer en cualquier caso, pero siendo más importante en el caso de un gato así. Además, hay que tener en cuenta que quizás, sencillamente, no hay que tocar ni forzar a ello a un gato arisco o que claramente muestra que no quiere que lo toquen. Estos son algunos consejos:

  • No le acaricies de manera brusca. Comienza por hablarle y espera que él se acerque a ti primero. Así, él mismo te mostrará dónde quiere que le acaricies.
  • No le sigas acariciando si te indica que no lo hagas. Vigila su reacción en todo momento y, si notas cualquier movimiento brusco o señal de incomodidad, no le fuerces a continuar con las caricias. Por ejemplo, si te bufa, te pasa la cola por delante o te empuja con sus pies, déjale más espacio.
  • Nunca comiences por lugares delicados, como las patas, la cola o los pies. Tampoco debes acariciar la barriga a un gato, ya que podrías desencadenar reflejos de autodefensa en él. Quizá con el tiempo puede dejarse acariciar estas zonas, pero deberemos hacerlo poco a poco, con calma y atendiendo siempre a su reacción. (Muy Interesante)