Directivo portó chaleco antibalas en Congreso de FIFA

0
32

Un representante de la Federación Ucraniana de Futbol se dirigió a los participantes desde el centro de Kiev; pidió que los rusos fueran excluidos de la organización

El chaleco antibalas de un responsable ucraniano mostrado en la pantalla y un llamamiento a la paz desde la tribuna: la invasión de Ucrania por Rusia acaparó una parte de los debates en el Congreso de la FIFA en Doha, donde el presidente Gianni Infantino llamó al «diálogo».

La imagen, difundida en pantalla grande, generó impacto en el Centro de Congresos de Doha: vestido de azul y amarillo, con un chaleco antibalas, un representante de la Federación Ucraniana de Futbol se dirigió a los participantes desde el centro de Kiev.

El video tuvo mensaje político fuerte: «El futbol está en retirada ya que cada día niños y adultos mueren (…) Queremos continuar luchando porque queremos que gane la verdad«.

Rusia fue excluida del Mundial-2022, para el que debía jugar a finales de este mes de marzo una repesca. Una eventual exclusión de la Federación Rusa de Futbol de la FIFA no estaba en el orden del día.

El embajador de Ucrania en Qatar se encargó de hablar de esa cuestión en el Congreso: «Creo que deben ser excluidos de esta organización porque han perpetrado crímenes, han recurrido al terror, han violado todas las reglas de la civilización», dijo Andrii Kuzmenko.

«¿QUÉ HA HECHO MAL EL FUTBOL RUSO?»

La respuesta vino del ruso Alexey Sorokin, exmiembro del Consejo de la FIFA: «¿Qué tiene que ver el futbol ruso con esto? ¿Qué ha hecho mal el futbol ruso? No veo cláusula en los estatutos de la FIFA que el futbol ruso haya violado«.

Infantino destacó en la apertura de su discurso que hay que recordar la situación de Ucrania «pero también la de otras partes del mundo».

Pido a todos los que tienen un cierto poder en este mundo, por favor, parad los conflictos y las guerras por nuestros hijos, por nuestro futuro. Por favor, dialogad incluso con vuestros peores enemigos, tratad de trabajar juntos«, afirmó.

Infantino concluyó señalando que «el futbol puede desempeñar un pequeño papel en la reconstrucción de las relaciones y de la comprensión».

Desde el inicio de la invasión rusa el 24 de febrero, el mundo del futbol ha multiplicado las iniciativas para apoyar a Ucrania.

La más directa tomada por la FIFA fue la exclusión de Rusia de la repesca para el Mundial-2022. La Federación Rusa de Futbol (FRU) recurrió ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS), que validó provisionalmente la medida, a la espera de una decisión sobre el fondo del asunto.

La FIFA desbloqueó además un millón de dólares (unos 900 mil euros) para ayudar a las víctimas de la crisis humanitaria.

Permitió también la posibilidad a los jugadores ucranianos, además de los jugadores y entrenadores extranjeros en Ucrania y Rusia, para firmar contratos con otros clubes sin tener que esperar a que se abra oficialmente un mercado de traspasos. (Excélsior)