El anuncio ocurre un día después de la captura de 12 policías estatales de Tamaulipas por su probable participación en el crimen de 19 personas; Guatemala exige castigo

AGENCIAS

MÉXICO.- El Gobierno mexicano denunció y destituyó a un número no precisado de agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) por sospechas de estar involucrados en la masacre del 22 de enero en el noreste del país, en la que se encontraron 19 cuerpos calcinados, entre ellos varios guatemaltecos.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, confirmó el cese de decenas de funcionarios, incluyendo a quienes participaron en el caso del municipio de Camargo, Tamaulipas, donde apareció una camioneta que antes estaba resguardada por el INM en el vecino estado de Nuevo León.

“Se han cesado, yo diría, decenas de funcionarios, entre otros los de Camargo, cuya conducta irregular de no poner a disposición la camioneta y otras conductas irregulares, fueron cesados y, no solo eso, se le dio vista al Ministerio Público”, reveló en la rueda de prensa diaria.

El anuncio ocurre un día después de la captura de 12 policías estatales de Tamaulipas por su probable participación en el crimen de 19 personas incineradas, entre quienes se han identificado dos ciudadanos guatemaltecos y dos ciudadanos mexicanos.

El gobierno de Guatemala indicó que la mayoría de las víctimas son migrantes de las comunidades de Comitancillos y San Marcos, que salieron de su país en busca del “sueño americano” en Estados Unidos, y exigió “todo el peso de la ley” contra los responsables de la masacre.

Entre las líneas de investigación que mantiene la Fiscalía está la disputa del crimen organizado por el control de la región y por el tráfico de migrantes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí