AGENCIAS

BERKELEY.– Una supertierra rocosa y caliente, cerca de una de las estrellas más antiguas de la galaxia, ha tomado por sorpresa a un equipo de científicos cazadores de planetas.

El planeta es aproximadamente un 50% más grande que la Tierra, pero requiere menos de medio día para orbitar su estrella.

“Por cada día que estás en la Tierra, este planeta orbita su estrella dos veces”, ha indicado el astrofísico planetario de la Universidad de California y miembro del equipo, Stephen Kane.

Parte de la razón de la órbita corta es la proximidad del planeta a su estrella, que también crea un calor increíble. Su temperatura superficial promedio estimada es de más de 1,700 grados Celsius, demasiado caliente para albergar la vida como la conocemos hoy, aunque alguna vez pudo haber sido posible.

Añadió que aunque el planeta tiene aproximadamente tres veces la masa de la Tierra, el equipo calculó que su densidad es la misma que la de nuestro planeta.

“Esto es sorprendente porque cabría esperar que la densidad fuera mayor”, aseguró. “Esto es consistente con la noción de que el planeta es extremadamente antiguo”.

Cuanto más antiguo es un planeta, es probable que sea menos denso porque no había tantos elementos pesados disponibles cuando se formó, explicó Kane. Los elementos pesados se producen por reacciones de fusión en las estrellas a medida que envejecen. Eventualmente las estrellas explotan, dispersando estos elementos a partir de los cuales se formarán nuevas estrellas y planetas.

“TOI-561b es uno de los planetas rocosos más antiguos descubiertos hasta ahora”, aseguró por su parte Lauren Weiss, investigadora postdoctoral y líder del equipo de la Universidad de Hawai. “Su existencia muestra que el universo ha estado formando planetas rocosos casi desde sus inicios hace 14,000 millones de años”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí