El sorprendente descubrimiento fue realizado de manera fortuita

AGENCIAS

ÁMSTERDAM.- Un grupo de investigadores médicos ha hecho un sorprendente descubrimiento anatómico por accidente: al parecer, existe un misterioso conjunto de glándulas salivales escondidas en la cabeza humana que los científicos habían pasado por alto durante siglos.

El órgano misterioso ha sido identificado por médicos de los Países Bajos cuando examinaban a pacientes con cáncer de próstata con un tipo avanzado de escáner llamado PSMA PET/CT para detectar tumores en el organismo.

​Sin embargo, la máquina mostró una cosa inesperada: un conjunto de glándulas salivales previamente desconocido, ubicado en la parte posterior de la nasofaringe.

“Las personas tienen tres conjuntos de glándulas salivales mayores, pero no allí. Hasta donde sabemos, las únicas glándulas salivales o mucosas de la nasofaringe son microscópicamente pequeñas (…) Así que, imaginen nuestra sorpresa cuando encontramos estas”, afirmó el oncólogo radioterapeuta del Instituto del Cáncer de los Países Bajos, Wouter Vogel. De confirmarse el hallazgo, las llamadas glándulas tubariales serían el primer nuevo órgano humano identificado en cerca de tres siglos.

Pero, ¿cómo estas glándulas permanecieron escondidas de los ojos de los científicos por tanto tiempo? Los investigadores creen que esto se debe a que las estructuras se encuentran en una ubicación anatómica de difícil acceso, lo que dificulta su identificación endoscópica.

El descubrimiento podría ayudar a perfeccionar los tratamientos de radiación para pacientes con cáncer, ya que las glándulas salivales son altamente susceptibles al daño causado por esta terapia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí