Los fragmentos de pergamino, de dos mil años de antigüedad, fueron encontrados en una excavación en el desierto de Judea

AGENCIAS

JERUSALÉN.- Arqueólogos israelíes han descubierto nuevos fragmentos de un Manuscrito del Mar Muerto en el Desierto de Judea, primer hallazgo en su clase en 60 años.

Escrito principalmente en griego –y no en hebreo y arameo como es habitual–, el pergamino recién revelado contiene partes del libro de los 12 profetas menores, incluidos Zacarías y Nahum, informa la Autoridad Israelí de Antigüedades, citada por Haaretz.

Es probable que el nuevo descubrimiento sea una parte faltante de un pergamino de los Profetas Menores descubierto en 1952, que incluye la profecía de Miqueas sobre el Fin de los Días y el surgimiento de un gobernante de Belén.

Algunos de los Manuscritos del Mar Muerto constituyen el testimonio más antiguo del texto bíblico encontrado hasta la fecha. Son una colección de 972 manuscritos y la mayoría datan del año 250 a. C. al año 66 d. C., antes de la destrucción del Segundo Templo de Jerusalén por los romanos en el año 70 d. C.

En los mismos trabajos de excavación, los arqueólogos han descubierto lo que puede ser la canasta sobreviviente más antigua del mundo.

Hecha de cañas tejidas, la canasta, completa con tapa, tiene más de 10,500 años, según la datación por radiocarbono. Ese es el período Neolítico, anterior a la llegada de la cerámica a la región (la cerámica surgió en el este de Asia mucho antes).

Al igual que los pergaminos mucho más tardíos, la canasta sobrevivió todos estos años debido al notable calor y la aridez de su ubicación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí