El Espolón de Cefeo se ubica en el brazo espiral de Orión, de acuerdo con investigadores de la Agencia Espacial Europea

AGENCIAS

MADRID.- La Vía Láctea, tal y como la conocíamos hasta el momento, es ahora una galaxia menos desconocida y extraña, gracias a un nuevo descubrimiento que ha revelado la existencia de una nueva estructura hasta ahora oculta, y denominada “espolón de Cefeo”.

Un equipo de investigadores liderado por el Centro de Astrobiología de España ha sido el encargado a sacar a luz estos importantes resultados, dentro de la misión Gaia de la Agencia Espacial Europea.

Los datos han sido publicados en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, y ayudan a tener un mapa mucho más detallado y actualizado sobre cómo es nuestra galaxia y los brazos espirales que la componen.

Como se sabe, la Vía Láctea es una espiral, dividida realmente en tres partes principales, el halo, el disco y el bulbo. La primera de ellas, el halo, es una estructura de estrellas que envuelve la galaxia principal. Y también está formada por antiguas reliquias que viajan por el universo y una gran cantidad de materia oscura.

El disco es la única zona donde se observan todavía procesos de formación estelar, y el bulbo es el núcleo galáctico, el lugar donde hay una mayor densidad de astros.

Con el nuevo descubrimiento, la nueva estructura es un ramal del brazo espiral que se encuentra en nuestro sistema solar, el de Orión, que se extiende hacia el siguiente brazo, que es el de Perseo. Tienen unos 10,000 años luz de longitud y se eleva por encima del plano de la galaxia. Su nombre se debe a que “espolón” es como se denominan a este tipo de estructuras entre los brazos y “Cefeo” es la constelación donde es más prominente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí