AGENCIAS

ROMA.- Con sus miles de años de historia y la cantidad de estudios que se han hecho, Pompeya sigue siendo un yacimiento inagotable para los arqueólogos de todo el mundo. La ciudad romana, sepultada por la erupción del Vesubio en el año 79, ha dado lugar a un nuevo descubrimiento el pasado fin de semana.

Esta vez se trata de una gran carroza ceremonial de cuatro ruedas y, lo más curioso es que está intacta pese al paso de tanto tiempo, incluso con materia orgánica como madera y cuerdas, todavía conservadas bajo tierra.

El descubrimiento tuvo lugar en la villa suburbana de Civita Giuliana, al norte de Pompeya.. “Es un descubrimiento extraordinario para el avance del conocimiento del mundo antiguo”, según explicó Massimo Osanna, director saliente del Parque Arqueológico, que destacó que “en Pompeya se han localizado en el pasado vehículos de transporte, como el de la Casa de Menandro, o los dos carros encontrados en Villa Arianna, pero nada parecido al carro de Civita Giuliana”.

Los expertos apuntan a que se trata de “una carroza, probablemente el pilentum [de cuatro ruedas], que no se utiliza para el uso cotidiano ni para el transporte agrícola, sino para acompañar los momentos festivos, desfiles y procesiones de la comunidad”. En lo poco que han podido estudiar, saben que la madera es “de roble caducifolio, una madera que se utilizaba frecuentemente en la época romana para los elementos estructurales”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí