De telenovela: madre e hija se reencontraron luego de 20 años, en las vísperas de la boda; el novio resultó ser adoptado, así que la historia tuvo un final feliz

AGENCIAS

PEKÍN.- Lo que pasó en una boda el 31 de marzo en Suzhou (China) no sería creíble si fuera el argumento de una película, pero ocurrió así realmente: la madre del novio descubrió repentinamente que la mujer con la que iba a casarse su hijo era hija suya también.

La mujer vio que su futura nuera tenía una marca de nacimiento en la mano muy característica. Se acercó a los padres de esta y les preguntó si ella era adoptada, a lo que estos, sorprendidos, contestaron que sí.

Resultó que la joven había sido adoptada 20 años atrás, tras extraviarse de sus padres biológicos y ser encontrada junto a una carretera.

En medio de la emoción hubo dudas sobre si debía celebrarse el enlace, ya que si los novios eran hermanos, evidentemente no podría llevarse a cabo. No obstante, la madre del novio explicó que él había sido adoptado luego de la pérdida de su hija, por lo que, a sabiendas de que no existía parentesco familiar alguno, la pareja pudo continuar con sus planes.

Sin duda se trató de una celebración muy particular… e intrincada, pues esta mujer china resultó ser al mismo tiempo madre y suegra de su hija. Aun así, la historia tuvo un final feliz con el reencuentro entre ambas, 20 años después de su separación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí