AGENCIAS

 

BELFAST.- La miniluna atrapada por la gravedad de la Tierra que fue descubierta en febrero llevaba años en el vecindario de nuestro planeta, a unos 13,000 kilómetros, y ya ha desaparecido.

Grigori Fedorets, investigador postdoctoral del Centro de Investigaciones Astrofísicas de Queen’s University de Belfast y que dirigió la campaña de observación con múltiples telescopios, describió el avistamiento de la miniluna el 15 de febrero como “un raro regalo para los astrónomos”.

Como era un objeto tan raro, se lanzó rápidamente un esfuerzo global dirigido por el astrónomo de Queen’s para estudiarlo y compararlo con los hallazgos registrados en la única otra miniluna conocida, para confirmar su estado.

Se cree que 2020 CD3 podría haber entrado en la órbita de la Tierra hace varios años, pero solo fue visible con potentes telescopios en su salida del sistema Tierra-Luna, que abandonó el 7 de marzo.

Mediante observaciones, el grupo confirmó que es un fragmento de silicato de un cuerpo más grande. También calculó su tamaño entre 1 y 1.5 metros de diámetro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí