Aunque el Fiscal Gertz Manero anunció que emprendería un juicio internacional por el caso Cienfuegos, el presidente dijo que deber priorizarse la relación bilateral con EEUU

AGENCIAS

MÉXICO.- El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que no está a favor de que escale a más el conflicto entre la Fiscalía General de la República (FGR) y la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés), por caso del general Salvador Cienfuegos Zepeda.

Durante su conferencia de prensa matutina, el mandatario refirió que aunque tiene mucho respeto al fiscal Alejandro Gertz Manero, le pedirá que el asunto no se haga más grande, ya que México necesita y debe seguir manteniendo una sana relación bilateral con Estados Unidos.

Lo que se debe fomentar, explicó el mandatario, es una relación de respeto y profesionalismo entre las autoridades judiciales de ambos países; “lo mejor es definir las reglas, sin estridencias. Sí va a haber cooperación, pero vamos a ponernos de acuerdo. Necesitamos mantener buena relación con el Gobierno de EEUU y no tengo la menor duda de que va a ser así”, recalcó.

Un día antes, Gertz Manero, titular de la FGR, aseguró que Estados Unidos no tenía pruebas reales en contra del exsecretario de Defensa Nacional, y por ello “se rajó” y no lo llevó a juicio y anunció que solicitará un juicio internacional en contra de la DEA y de todas aquellas las instituciones involucradas en el caso para saber exactamente por qué se retiraron los cargos de los que se le señalaba.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí