Desacatan suspensión

Activistas paran maquinarias en el Tramo 5 del Tren Maya, que siguen operando a pesar del segundo fallo otorgado por un juez federal, que obliga a detener las obras

REDACCIÓN

PLAYA DEL CARMEN.- Activistas de la organización ambientalista “Selvame del Tren” realizan acciones de resistencia pacífica para detener los trabajos de desmonte que se continúan realizando selva adentro, a pesar de que el juez del Primer Distrito del estado de Yucatán, Adrián Fernando Novelo Pérez, emitió una nueva suspensión definitiva que obliga a detener las obras en el tramo 5 del Tren Maya, comprendido entre Cancún y Tulum.

Ello, al resolver un amparo de la asociación civil Defendiendo el Derecho a un Medio ambiente Sano (DMAS), en el cual impugnó que el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR) y Fonatur Tren Maya no contaban con los permisos requeridos para iniciar la construcción.

Uno de los integrantes de “Selvame del Tren”, Guillermo D.Christy, difundió en sus redes sociales imágenes y videos de las acciones con las que los activistas obligaron a las máquinas a parar sus operaciones, interponiéndose en su paso. “Nuevamente se pararon máquinas en el #Tramo5. Solo hacemos que se cumpla la suspensión otorgada por el juez. Somos pacíficos. Seguimos esperando al presidente @lopezobrador_ para caminar por el tramo. Regresen a la carretera”, escribió.

El propio D.Christy informó, en una entrevista vía Zoom con la periodista Adela Micha, que “vamos a seguir aquí, estamos haciendo rondines, estamos parando las máquinas donde las encontramos”. Mencionó que este martes detuvieron cuatro máquinas en la zona de Akumal y reconoció que “todos los operadores se han portado muy bien, muy amables, a todos les hemos estado explicando de qué se trata esto, no es nada personal, estamos defendiendo la selva y el acuífero, creemos firmemente que el trazo del tren debe regresar a la carretera y ellos lo han entendido”.

Deploró que a pesar de haber una segunda suspensión sigan realizándose los trabajos en la selva, con lo que se está incurriendo en un desacato; aunque admitió que existe una gran controversia, al haber una declaratoria presidencial del Tren Maya como obra de seguridad nacional; “no soy constitucionalista, pero el presidente no puede dar ese permiso para evadir la ley, y la ley de amparo es muy clara”, insistió.

El lunes, en su conferencia mañanera, el presidente Andrés Manuel López Obrador defendió el decreto de seguridad nacional para el Tren Maya, lo que, aseguró, impide que haya más amparos para frenar la obra, y denunció una presunta campaña para “atorar los trabajos” cuyo financiamiento atribuyó al empresario Claudio X González “y asociaciones del extranjero”, e insistió en que hará “lo necesario” para concluir con el megaproyecto.