AGENCIAS

 

NUEVA YORK.- La relatora especial de Naciones Unidas sobre la situación de los defensores de los Derechos Humanos, Mary Lawlor, denunció el “alarmante” asalto contra aquellos que despliegan su trabajo en China después de cinco años de una “campaña de represión” en la que siguen siendo “acusados, detenidos, desaparecidos y torturados”.

Lawlor hizo referencia en un comunicado a la llamada “represión 709”, que comenzó el 9 de julio de 2015 en el país asiático y, desde entonces, “la profesión de abogado de Derechos Humanos ha sido efectivamente criminalizada en China”.

La experta hizo referencia la reciente detención y desaparición forzosa del defensor de los Derechos Humanos y abogado Chang Weiping, quien desapareció forzosamente durante diez días en enero de 2020 en la ciudad de Baoji por sospecha de “subversión del poder del Estado”, y su licencia de abogado fue revocada. En octubre, el defensor publicó un vídeo en el que explicaba la tortura y los malos tratos que presuntamente habría recibido durante su detención.

Unos días más tarde de la publicación del material audiovisual, Chang fue detenido por agentes de seguridad y desde entonces permanece en paradero desconocido.

Las detenciones de defensores se esgrimen en el contexto de la seguridad nacional, según las autoridades chinas, aunque Lawlor recuerda que, aunque “respeta y aprecia la importancia de salvaguardar la seguridad nacional y el derecho de todo gobierno a hacerlo (…), la vida y los medios de subsistencia de sus ciudadanos y sus Derechos Humanos no deberían ser el costo para hacerlo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí