DEGRADACIÓN AÉREA AFECTA LA RECUPERACIÓN DE QUINTANA ROO

0
13

El ingreso a la ‘lista negra’ de países con bajos estándares de seguridad en aviación comercial crea incertidumbre a nivel mundial y daña la confianza de los pasajeros extranjeros: especialista

 

SALVADOR CANTO

 

CANCÚN.- El consultor y exdirector general de la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero), Luis Osorio, explicó que la degradación a categoría 2 que hizo la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos hacia México fue debido a los bajos estándares de seguridad identificados en la normativa mexicana en la auditoria de octubre de 2020, es decir, se carece de una supervisión adecuada de la seguridad de la aviación.

En entrevista con El Despertador de Quintana Roo aclaró que el impacto a nivel país es una “gran mancha” porque nos coloca en la “lista negra” de ocho naciones como Venezuela, Gana, Pakistán, Tailandia, Malasia, Bahamas, Curazao y los Estados del Caribe Oriental que tienen esa problemática.

A pregunta concreta sobre los impactos que tendría esto para la industria turística, particularmente de Cancún en donde se tiene el segundo aeropuerto más importante del país, el entrevistado explicó que es perjudicial por el tema de conectividad aérea hacia nuevos destinos hacia Estados Unidos.

“Claro que este tema de la degradación afecta al Caribe Mexicano por el tema de la conectividad, porque si se recuerda, uno de los factores que son determinantes para impulsar la recuperación era la confianza de los pasajeros y la degradación crea incertidumbre a nivel mundial, crea una bruma porque si bien es un tema muy técnico, la forma en que se ha difundido el tema de alguna manera lo politiza y se expande la noticia, donde el que pierde es México”, platicó.

Es importante destacar que la pérdida de conectividad significa por ejemplo que en categoría 2, una aerolínea mexicana que opera desde Cancún o cualquier otro aeropuerto del país hacia algún punto de Estados Unidos y tenía planes de expandirse a otra ciudad de Norteamérica, no lo podría hacer hasta en tanto el gobierno de México no subsane esas deficiencias encontradas dentro de la mencionada auditoria que fue dirigida a la Agencia Federal de Aeronáutica Civil (AFAC) dependiente de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Cabe mencionar que con la degradación a categoría 2 desde categoría 1, la AFAC tendrá que alinearse de nuevo a las reglas del Programa de Evaluación de Seguridad Operacional de la Aviación Internacional (IASA, por su sigla en inglés) y mientras se mantenga esa categoría, las operaciones áreas mexicanas no podrán aumentar en el mercado estadounidense, el más importante para el país.

En este contexto de afectación, Luis Osorio reveló que los impactos negativos ya se dejaron ver desde esta semana, en donde por este nerviosismo, las bolsas en los mercados de valores ya tuvieron impactos al respecto.

“Te puedo comentar que por ejemplo, Aeropuertos del Sureste (ASUR) que opera el aeropuerto de Cancún, perdió poco más de tres puntos porcentuales en la parte accionaria. Sin embargo no fue exclusivo de Cancún, también se vieron afectados los otros dos operadores del aeropuerto de Monterrey y Guadalajara”, señaló el entrevistado. Esta caída accionaria influye incluso en el costo de los boletos de las diferentes aerolíneas, que ya se han elevado durante los últimos días, a partir del anuncio de la degradación aérea.

Agregó que, sin embargo, “el golpe concreto más duro es por la pérdida de conectividad a partir de no poder tener nuevas rutas y nuevos vuelos para ir complementando estos embates que el mercado va mandando”.

Otro punto que afecta, explicó, es el tema de los códigos compartidos entre aerolíneas mexicanas y estadounidenses, lo que indudablemente impactará en la conectividad.

El código compartido permite comprar un boleto con una aerolínea mexicana para volar de México hacia Estados Unidos, y en territorio estadounidense hacer conexión para volar hacia otra ciudad con una aerolínea estadounidense.

O al revés, volar de alguna ciudad en Estados Unidos hacia México, con Delta, por ejemplo, y en México, volar hacia otra ciudad con Aeroméxico, por el código compartido que tienen ambas. Con la degradación a Categoría 2, estos códigos compartidos se verán limitados o suspendidos.

 

*****

Minimiza impacto AMLO

La Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero) hizo un llamado urgente al Gobierno federal y a la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC) para tomar “las medidas técnicas, humanas y presupuestales necesarias que permitan recuperar la categoría 1 y así disminuir la grave afectación a la industria nacional, los empleos y la contribución al PIB de México”.

En comunicado, la cámara manifestó que sí habrá una afectación al sector, contrario a lo manifestado por el presidente Andrés Manuel López Obrador en días pasados. “No es un asunto grave porque las líneas aéreas nacionales están muy ocupadas, tienen en el mercado interno bastante demanda. Afortunadamente, se están recuperando los vuelos, los viajes en avión”, dijo el mandatario fereral.

“A pesar de los enormes esfuerzos realizados por la industria para superar los graves efectos de la crisis del COVID-19, las consecuencias de la degradación a la autoridad aeronáutica de México son graves e implican un impacto adicional que afectará severamente la recuperación de las aerolíneas nacionales y al comercio entre ambos países”, informó la Canaero.

De acuerdo con el organismo (que agrupa, entre otras empresas, a Aeroméxico y Aeromar, ambas con operaciones hacia Estados Unidos), la limitante de nuevas operaciones que tendrán las aerolíneas, en pleno proceso de recuperación, tiene un efecto grave en la conectividad con destinos domésticos en regiones donde la industria aérea es un elemento importante para el desarrollo económico y social.

Carlos Antonio Rodríguez, director de la AFAC, ha admitido fallas pasadas sobre seguridad, incluidas algunas tripulaciones que tenían niveles peligrosamente bajos de inglés, y que México no había implementado adecuadamente un sistema para informar fallas mecánicas a los fabricantes de aviones.

Añadió que espera el país pueda resolver el problema en un mes, al detallar sus esfuerzos por abordar las quejas de la FAA. Sin embargo, el periodo se prolongaría de dos a tres meses si las autoridades nacionales esperan a que se completen las capacitaciones.

Afirmó que un grupo intersecretarial trabaja ya para subsanar los errores que llevaron a México a perder la Categoría 1. Dentro de las primeras líneas de acción, se verifican los hallazgos, y en particular, la renivelación salarial para tener cargos con niveles similares a los de la industria aérea nacional, dijo Rodríguez.

El gobierno mexicano ha recortado el presupuesto para la AFAC en la última década, pero se agravó desde el 2018, cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador asumió su puesto. Los recortes dificultan retener el personal y mantener los estándares de capacitación. El director espera conservar el recién aumento presupuestario hasta 2022.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí