El 24 de febrero, límite para que la Corte determine si el Congreso de Yucatán comete desacato por no aprobar la unión entre personas del mismo sexo y no adecuar su legislación

MÉRIDA.- En los próximos días, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) deberá emitir una resolución en la que se dará a conocer si el Congreso de Yucatán cometió desacato por no haber permitido el matrimonio igualitario entre personas del mismo sexo, luego de que el Colectivo por la Protección de Todas las Familias de Yucatán (PTFY) presentara un amparo en abril del 2019.

Mediante un comunicado, la agrupación dio a conocer que, en el 2015, la SCJN declaró que era inconstitucional prohibir el matrimonio a parejas del mismo sexo por ir en contra del principio de no discriminación, por lo que la única solución era que los congresos locales modifiquen su legislación.

A pesar de ello, hay 11 Congresos locales que se han negado a corregir sus códigos civiles y familiares. “Las parejas del mismo sexo que desean casarse en estas entidades solo tienen como opción demandar un juicio de amparo para que un juez federal ordene el matrimonio, caso por caso, proceso que tiene un costo que va de los 20 a los 25 mil pesos”, manifestaron.

Cabe recordar que, en el 2019, el Congreso del Estado de Yucatán no solo rechazó una iniciativa para permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo, sino que los diputados votaron en secreto.

Esta iniciativa de ley presentada por las diputadas en ese entonces de Movimiento Ciudadano, fue rechazada en dos ocasiones, en abril y luego en julio del 2019. (Punto Medio)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí