DE PANDEMIA Y OTRAS COSAS….

0
5

ASÍ NOS VEMOS

Edgar Prz

En los últimos días Quintana Roo ha pasado de ser noticia local, nacional a internacional, los contagios masivos de Covid 19 nos están dando una publicidad nociva gratuita. Cancún, la joya de la corona, hoy está entre varios fuegos: inseguridad, matanzas, balaceras, robos, sargazo, pandemia, desempleo, pleito entre partidos políticos, desesperación de varios por ver que incluyan sus nombres en las marquesinas, algunos son capaces de ponerse cascabeles traseros para que hagan ruido y se den a conocer…

La autoridad estatal está poniéndose más rígida para el control de la pandemia, ha publicitado un decálogo de buenas intenciones y algunas que no se cumplan tendrán sus respectivos castigos y sanciones económicas. Aquí está el detalle ya que en las primeras detenciones por no usar cubrebocas se vio que la enorme mayoría eran “franeleros”, asistentes de albañil, o sea “chalanes”, gente de la farándula,  que su estrechez económica los delata.

Hay comentarios que acusan la selectividad con que se está operando, no se ven personajes de otra ralea, no se observa otro tipo de gente y además, sólo capturan en la zona del Crucero y tienen temor de implementar la misma medida en la Zona Hotelera, entonces, cabría preguntarse ¿a qué jugamos? ¿No sería mejor implementar una campaña donde obsequien cubrebocas?… Los afectados siempre serán los que menos tienen…

Han difundido que se erogaron ya 900 millones de pesos y estamos ahora peor que hace un año. No se ven campañas preventivas, no se escuchan los spots de las medidas implementadas, no se aterrizan las decisiones tomadas, no hay despensas gratuitas, desaparecieron las gorras amarillas, las autoridades siguen en su papel de llenar las redes sociales, de subirlo en Facebook y que así la gente se vaya enterando.

No se ve que las condiciones hospitalarias hayan cambiado, que cuenten con mayor y mejor equipo, que el personal de salud haya sido apoyado con uniformes e implementos para combatir en condiciones óptimas este flagelo. No hay tales postales de la realidad; visite usted cualquier hospital o clínica de salud y se dará cuenta de la verdad.

No hay trabajo colectivo, de equipo, la oficina central de la Secretaría de Salud solo emite boletines y la bella secretaria está anclada en su zona de confort; sería de mucha utilidad que presentara un informe real de las condiciones hospitalarias del estado y no circunscribirse a la difusión de estadísticas, que es la única actividad que realizan..

Hace algunos meses los universitarios argentinos, la semana pasada estudiantes poblanos y ahora estudiantes bolivianos, que motivados por las bellezas naturales eligen este destino turístico para celebrar sus fiestas de graduación.  Los contagios de estos grupos reflejan la debilidad con que se combate este flagelo, las medidas no óptimas, la nula supervisión y revisión de las medidas sanitarias, la complicidad para operar violando las normas, el valemadrismo de las autoridades poniendo en riesgo al destino, en fin, Cancún está en una encrucijada, o se fajan los pantalones las autoridades o siguen permitiendo que el prestigio se vaya al sumidero y además sin huaraño…

En otro tema, hace unos días la clase política del estado se cimbró con la infausta noticia del fallecimiento de una de sus hijas pródigas, Sara Esther Muza Simón.  En estos momentos de incertidumbre, de la falta de un capitán del barco priista, de voces calificadas para reorientar el rumbo, de gente con suficiente capacidad para poner las cosas en su lugar, hoy la orfandad es la principal acompañante. Descanse en paz…

Por la tarde del jueves anduvo en Chetumal Nallely Gutiérrez a tomar las desiertas instalaciones del CDE del PRI, en medio del eco del descuido y abandono de Candy Ayuso. Surge la interrogante ¿y los selectos y distinguidos integrantes del Comité Estatal?, ¿son solo como las águilas de la explanada?, ¿se les esfumaron aquellos ímpetus de novilleros?, por eso el PRI está postrado, por estos ilustres personajes, mucho ayudarían presentando sus renuncias, recuerden que el PRI no es de ellos, es de todos…

Mejor seguiré caminando y cantando “con el atardecer me iré de aquí, me iré sin ti, me alejaré de ti con un dolor dentro de mí. Te juro corazón que no es falta de amor, pero es mejor así, un día comprenderás que lo hice por tu bien, que todo fue por ti…”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí