Cuatro de cada 10 mexicanos leyeron un libro en el último año

MÉXICO.- La población de 18 años y más en México que sabe leer lo hace menos que hace seis años, reveló el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), al presentar los resultados del Módulo sobre Lectura (Molec) 2022.

En 2022, siete de cada 10 individuos mayores de edad (71.8%) leyó libros, revistas, periódicos, historietas y páginas de Internet, foros o blogs (materiales considerados por el Molec). En 2016, ocho de cada 10 personas (80.8%) leyeron alguno de los materiales mencionados.

Pese a vivir dos años de pandemia, de restricciones de movilidad, de trabajo desde casa, no se vio un cambio radical en el comportamiento de los lectores en el país.

El comportamiento lector varia por sexo, edad y escolaridad, entre otras, 67.9% de las mujeres y 76.1% de los hombres leyeron algún material considerado por el Molec.

Por su parte, 86.5% de los hombres de 18 a 24 años y 77% de las mujeres del mismo rango de edad destacaron por ser el grupo que más leyó.

De la población alfabeta de 18 y más años con al menos un grado de educación superior, 88.4% declaró haber leído algún material considerado por el Molec. En el caso de la población sin educación básica terminada, el porcentaje fue 49.9%.

En cuanto a los libros los mexicanos leyeron 3.9 títulos en promedio en el último año, reveló el Inegi. Aunque se trata de la cifra más alta que se ha registrado desde 2016, este nivel se mantiene estable, pues hace seis años se leían 3.8 libros.

Así, 43.2% de la población mexicana mayor de edad leyó al menos un libro en los últimos 12 meses. El porcentaje de población lectora de este tipo de materiales se ha mantenido constante en los últimos siete años.

México aún está lejos de algunos países en cuanto a lectura de libros. En Finlandia los habitantes leen un promedio de 47 libros al año, seguido de Islandia, donde se leen 40, según un estudio que se publicó el año pasado.

En tanto, la población lectora de revistas y periódicos registró una tendencia a la baja, mientras la lectura de páginas de Internet, foros o blogs mantuvo el mismo porcentaje que en el levantamiento anterior. (La Jornada)