Cristiano evita el hundimiento del United en la Champions League

0
2

Cristiano Ronaldo aparece de último momento para dar el triunfo a unos ‘Red Devils’ superados por el ‘Submarino’.

 

Parecía que esto ya lo habíamos visto antes… aunque en otra circunstancia, mismo marcador pero diferentes consecuencias, Manchester United y Villarreal se empeñaban en repetir una historia, ahora en la Champions League… pero alguien que «no tiene memoria» llegó a romper la monotonía.

Red Devils y el Submarino parecían condenados a repetir el marcador de 1-1 ofrecido en la Final de la Europa League hace unos meses y, de hecho, hasta con circunstancias similares, prácticamente un gol tras otro después de drama en ambas áreas. Pero un actor que no estaba en Gdansk no sabe de historias ajenas y Cristiano Ronaldo volvió a sobresalir.

Fue el ‘Submarino’ el que quizás mostró mayor hambre, ambición y peligro en la meta defendida por un David De Gea que tuvo una de las mejores noches de su carrera.

Sin saber cómo el United llegó al descanso con 0-0, pero le duró poco la alegría agotado el tiempo de asueto. Pocos minutos después de volver, Danjuma, tras un pase exquisito de Trigueros, le ganó la partida a Dalot y sacó un centro con la puntera que empujó Alcácer.

El United en ese momento sumaba cero puntos en dos partidos, pero resurgió en un córner. De la nada, en una jugada de estrategia, Bruno Fernandes puso la pelota fuera del área para que Telles la empalmara a la red. Golazo y vida extra para un United que se vio entonces con posibilidades.

Podían ir perdiendo 1-4, pero el marcador reflejaba un 1-1 que era oro para ellos, pero que al mismo tiempo no les valía por lo ocurrido en Suiza hace dos semanas. Solskjaer movió el banquillo y buscó el partido. Lo tuvo en la cabeza de Cavani, que en su segundo partido de la temporada rozó el 2-1.

En un final loco, casi se lo llevó el Villarreal, pero una doble parada de De Gea a Danjuma evitó la debacle de los ingleses. El punto no contentaba a ninguno de los dos, pero parecía el final de la película hasta el minuto 94:30, cuando una dejada de cabeza de Cristiano chocó en Lingard, quien cayéndose al suelo tuvo la pericia para tocar la bola lo justo para que le llegara a Cristiano y la reventara frente a Rulli.