CRIMINAL ABANDONO A PARQUES

0
159

El parque integral ‘El Mar’ en la región 94, hoy lúgubre y olvidado, es un ejemplo del desdén de los gobiernos a lo largo de los años por atender problemáticas esenciales como la carencia de sitios para el esparcimiento familiar

SALVADOR CANTO

CANCÚN.- Mientras los políticos se encuentran inmersos en una campaña electoral caracterizada por su gran escasez de propuestas, un centro de esparcimiento familiar en la ciudad de Cancún que hoy se encuentra lúgubre y en completo abandono funge como un botón de muestra de la abultada agenda de pendientes que ha persistido a lo largo de sucesivas administraciones gubernamentales y que sigue siendo soslayada por quienes hoy buscan ostentar el poder.

Se trata de las instalaciones  de lo que fuera el parque integral “El Mar” localizado en la segunda entrada de la región 94, a un costado de la iglesia Sagrado Corazón, que fue puesto en marcha en el 2010 por el Gobierno del Estado y que representaba un concurrido punto de reunión para decenas de familias del municipio, por las modernas y cómodas instalaciones que tenía.

Hoy, en vísperas de la Semana Mayor, período que tradicionalmente representa para muchas familias, además del tema religioso, una oportunidad de convivencia para sus integrantes, dicho parque podría cubrir una de las tantas necesidades que tiene el municipio de Benito Juárez, que carece de espacios públicos para el esparcimiento.

Vecinos de la zona señalan que desde hace más de seis años —es decir, en tiempos de la administración de Paul Carrillo de Cáceres y la posterior de Remberto Estrada— el lugar está abandonado y si bien sus puertas fueron cerradas desde antes, por lo menos trabajadores municipales acudían a hacer limpieza, pero ahora ni siquiera eso.

Una placa conmemorativa colocada en alusión a su inauguración en la entrada del lugar establece que esta se dio en noviembre de 2010, durante la gestión gubernamental de Félix González Canto, cuya esposa Narcedalia Martín era la presidenta estatal del DIF.

En un recorrido hecho por El Despertador de Quintana Roo se pudo apreciar que el portón permanece cerrado con cadena y candado, los juegos están rotos y en mal estado, toda la zona se encuentra invadida por hierba y basura e incluso el piso especial y suave hecho de tartán tipo RB2 que protegía a los menores de cualquier lesión si se caían ya está despedazado; además, el área de la fuente que servía para que los niños disfrutaran bañarse y refrescarse hoy no es más que un criadero de mosquitos lleno de agua sucia.

Al revisar los archivos relacionados con ese lugar, se pudo encontrar que formaba parte de un proyecto jamás concluido por el Gobierno del Estado denominado Red de Parques Integrales, que se haría en todos los municipios, pero sólo se concretaron en Benito Juárez y Othón P. Blanco.

En este parque de Cancún se hizo una inversión de poco más de tres millones de pesos, dinero que hoy está tirado a la basura porque ninguna autoridad, municipal ni estatal, se preocupó de darle mantenimiento.

En el 2018, la entonces presidenta honoraria del Sistema DIF Benito Juárez, Gloria Torruco de O’Farrill, encabezó un recorrido por diversas instalaciones públicas, entre ellas este parque integral El Mar, a donde llevó a integrantes del Voluntariado para anunciar un Plan Integral de Restructuración de la institución, con base en el eje de Justicia Social del gobierno municipal.

Sin embargo, todo quedó en buena intención, como se hace evidente al ver las deplorables condiciones actuales en las que se mantiene dicho espacio, y que son compartidas por decenas de áreas públicas y parques que se encuentran en la misma situación.