Entre los factores que dificultan su erradicación, destaca el organismo, se encuentran la falta de acceso a la vacuna y la presencia del virus en casi todos los países del mundo

AGENCIAS

GINEBRA.- Michael Ryan, director ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud, señaló que el COVID-19 podría convertirse en una enfermedad endémica, es decir, un padecimiento que por largo tiempo afecte constantemente a las poblaciones humanas.

“Siempre existe el riesgo de que esta o aquella enfermedad se vuelva endémica”, apuntó Ryan, para explicar que actualmente hay una serie de factores que dificultan la erradicación del COVID-19, entre los que destacó su presencia “en casi todos los países del mundo”, así como la imposibilidad de “implementar medidas integrales a largo plazo para contener y controlar la enfermedad”.

Asimismo, advirtió que la disponibilidad de la vacuna contra el SARS-CoV-2 en un futuro cercano “no será suficiente para detener la transmisión [del virus]”, por lo que se estima que continúe extendiéndose.

Recordó que en la historia de la humanidad sólo se ha logrado erradicar una enfermedad, la viruela, motivo por el cual “la disponibilidad de la vacuna y la voluntad de erradicar” al coronavirus “no garantizan el éxito”.

Sin embargo, aseguró que gracias a la efectividad de las vacunas desarrolladas hasta el momento, es posible reducir la tasa de mortalidad, así como el impacto que la enfermedad puede causar en la sociedad, especialmente entre los grupos más vulnerables.

De acuerdo a los datos ofrecidos por la Universidad Johns Hopkins, desde el inicio de la pandemia se han registrado a nivel mundial más de 99.6 millones de contagios por SARS-CoV-2, así como un número de fallecimientos superior a los 2.1 millones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí