AGENCIAS

VIENA.- Con 11 millones de casos confirmados, Europa intensifica las restricciones para intentar frenar la alarmante segunda ola de la pandemia de COVID-19 con reconfinamiento en Austria, cierre parcial en Grecia y Holanda, toque de queda en Italia y pruebas masivas en Inglaterra.

El continente viejo registró 11 millones 8 mil 465 infecciones y casi 285 mil muertes, según un recuento de la cadena AFP. A escala mundial se contabilizaban el miércoles 47 millones de contagios y 1.2 millones de decesos.

En Austria comenzó un reconfinamiento que estará en vigor al menos hasta finales de noviembre. En Grecia, Atenas y las regiones del país con más infecciones volvieron a cerrar, una decisión que choca con la impotencia y las críticas de varios sectores, como los propietarios de negocios de comida y bares.

Francia, que cotidianamente reporta cerca de 50 mil contagios, está desde la semana pasada en confinamiento que causa malestar en los comercios considerados no esenciales.

La policía antidisturbios roció con gas pimienta a estudiantes en París después de que éstos colocaron barricadas frente a una escuela secundaria en la capital, en protesta por las inadecuadas medidas sanitarias. Mientras, el país considera transferir en los próximos días a pacientes con coronavirus a Alemania, ya que algunos hospitales ya no se dan abasto ante el aumento de contagios.

En Italia, donde en breve se impondrá un toque de queda nocturno, el presidente de la Federación Nacional de Órdenes de Médicos, Filippo Anelli, advirtió que la segunda ola de la pandemia podría “no ser una marejada, sino un tsunami que podría sepultar el sistema sanitario” si no se toman medidas más fuertes.

Holanda también reforzará restricciones. El primer ministro, Mark Rutte, anunció el cierre de museos, cines, zoológicos y otros lugares públicos durante dos semanas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí