Ya no tendría que recurrirse a gafas, lentes de contacto o cirugías; sus efectos se notan a sólo 15 minutos de ser aplicadas

AGENCIAS

MÉXICO.- De acuerdo con el Inegi, más de 20 millones de personas mayores de 45 años en México son susceptibles de padecer presbicia o vista cansada, una afección visual asociada a la edad que provoca la dificultad de ver los objetos de cerca, lo que dificulta la lectura, especialmente si la letra en pequeña. Esta dificultad se produce porque el cristalino pierde elasticidad y con ella también la posibilidad de enfocar.

Para corregir la presbicia, que suele presentar los primeros síntomas a partir de los 40-45 años, lo más habitual es el uso de gafas, que se deberán adaptar cada determinado tiempo hasta alrededor de los 65-70 años, cuando el cristalino pierde toda su elasticidad. También se puede recurrir a las lentes de contacto e incluso distintos tipos de cirugía.

Sin embargo, estos tratamientos podrían dejar de ser necesarios, o al menos en algunos casos, si la FDA (agencia de Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos) aprueba, como se espera que ocurra a finales de año, unas nuevas gotas oftalmológicas a base de pilocarpina, sustancia ya usada en oftalmología -en mayor concentración- para tratar el glaucoma.

Según los resultados del estudio publicados por la compañía en octubre de 2020, las gotas son seguras y efectivas, pues los participantes ganaron tres líneas más en la tabla de lectura con poca luz en comparación con los que recibieron el placebo. Los efectos se notaron tras 15 minutos de aplicación y alcanzaron su máxima eficacia después de aproximadamente una hora.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí