Confirman limpia en Cofepris

0
0

La dependencia federal asume facultades de verificación sanitaria, tras señalamientos de corrupción en la dirección de Quintana Roo

MÉXICO.- La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) retiró a Quintana Roo sus facultades de verificación sanitaria, tras detectarse actos de corrupción, cometidos presuntamente por verificadores estatales contra establecimientos dedicados a la prestación de servicios de salud.

“Desafortunadamente esto es algo histórico, era común que las comisiones que tienen que ver con riesgos sanitarios en las entidades (las llamadas Coespris, creadas por decreto el 5 de julio de 2001) funcionaban como cajas chicas de gobiernos locales (…) aún no podemos hacer conclusiones (de las denuncias), pero es importante que en Quintana Roo se sepa que únicamente los funcionarios federales pueden hacer verificaciones en laboratorios, en hospitales, en los distintos establecimientos de salud, en farmacias”, explicó Bertha Alcalde Luján, titular de la Comisión de Operación Sanitaria de la Cofepris, en una entrevista dada a conocer por Milenio.

Como se recordará, en días pasados se dio a conocer la renuncia de Miguel Pino Murillo a la coordinación estatal de la Cofepris, aduciendo problemas de salud.

Por secrecía a la investigación legal, la funcionaria aseguró que no puede dar detalles. “Sí, se detectaron ciertas prácticas irregulares en Quintana Roo que se están ahorita investigando. (…) Pero sí puedo adelantar que se tratan de presuntos actos de corrupción, de ‘mordidas’ que se piden a ciertos sectores relacionados con salud.”

La decisión fue informada a Quintana Roo a través de un oficio y con base a lo estipulado en el “Acuerdo de coordinación” donde la Cofepris plasma su derecho a “reasumir” el control cuando se presenten asuntos que, por su magnitud, ameriten su intervención. Desde la notificación “no ha habido una reacción en específico” por parte del gobierno estatal.

Con respecto a las irregularidades detectadas, Milenio mencionó, de acuerdo a información a la que tuvo acceso, el uso de “tarjetas de salud” con las que se extorsionan a empresas y empleados; entre 2014 y 2019, 644 personas físicas y empresas fantasmas expidieron 423 facturas apócrifas a los Servicios Estatales de Salud y al IMSS de Quintana Roo.

También desvío de fondos federales y quebranto por más de 4 mil millones de pesos en cinco años; campañas, servicios y pagos a personas “fantasmas” detectados por la Auditoría Superior de la Federación 2011-2018. (Con información de Milenio)