Con rayos cósmicos buscarán tumba del faraón Keops

0
18

AGENCIAS

EL CAIRO.- Dentro de la Gran Pirámide de Guiza, en Egipto, se encuentran más secretos que los que podríamos imaginar. Hasta ahora se sabe que dentro de ella hay dos espacios vacíos que serán analizados con una tecnología única de Muones.

El espacio más grande se encuentra por encima de la gran galería. Este se trata de un pasillo que conduce a la probable cámara del Faraón Keops. Tiene cerca de 30 metros de longitud y seis de altura, de acuerdo a datos de escaneos pasados.

Los arqueólogos suponen que este espacio vacío puede ser una zona de varias habitaciones pequeñas. Su propósito con el escaneo será averiguar cuál fue la función de esa zona.

Los Muones son partículas elementales de carga negativa. El muon es la partícula más interesante para la física desde el hallazgo del bosón de Higgs. Estos se forman cuando rayos cósmicos chocan con los átomos de la Tierra, su comportamiento se torna distinto cuando entran en contacto con diferentes materiales, como la piedra o el aire.

Gracias a estos comportamientos los investigadores pueden usar detectores de supersensibilidad para localizar los muones y hacer una ‘muografía’, una especie de cartografía con estas partículas.

La Pirámide de Guiza es la más grande y sorprendente de las tres pirámides. Fue construida en el antiguo Egipto y alzada para el faraón Keops, el cual reinó de 2551 a.C. a 2528 a.C. durante la cuarta dinastía egipcia. Actualmente se sabe muy poco de él, y por ello es importante este descubrimiento pues si se encontrase algo referente a este misterioso faraón podría dar pistas sobre su vida y su reino.