Comedores populares, alivio en tiempos difíciles

0
107

Ajena a intereses políticos, asociación civil brinda comida a decenas de familias en zonas irregulares; “ojalá haya más gente que nos apoye”

SALVADOR CANTO

Ante la complicada situación económica por la que atraviesan cientos de familias de Cancún, principalmente en las colonias irregulares, la Asociación Colonias Unidas por su Emancipación A.C. mantiene en operación cuatro comedores comunitarios que operan con recursos propios y algunas donaciones que reciben de ciudadanos de la zona, completamente ajenos a los partidos políticos.

De acuerdo con José Peniche, líder de dicha agrupación, desde antes de la pandemia se había planificado el inicio de este tipo de proyectos que inicialmente comenzó en una colonia hasta llegar a seis, pero de las que por cuestiones de de falta de recursos, actualmente solo están en cuatro de ellas.

“Nosotros sólo coordinamos, pero hay un equipo de mujeres que ponen no sólo su esfuerzo y tiempo, sino también de su dinero para poder hacer comida para decenas de familias que lo requieren”, explicó en breve entrevista con El Despertador de Quintana Roo.

Dijo que en estos tiempos tan difíciles, es necesario tenderle la mano a los que menos tienen y por esa razón, es que se han mantenido los comedores comunitarios en funciones, aunque “nos hace falta más ayuda y ojalá haya más gente que nos apoye para seguir ampliando los comedores a más colonias”.

En ese contexto, la señora Hortensia Cabañas Ramírez, quien opera el comedor de la Colonia Machado a la cual se llega entrando por Avante, explicó que todos los miércoles entregan de 40 a 60 raciones de comida por familia.

“Estamos hablando de que una ración es una porción para tres o hasta cuatro miembros de la familia, lo cual hacemos sin recibir nada a cambio a pesar de ser un trabajo pesado y nada fácil, pues hay que tener fuerza de voluntad y dinero”, aclaró.

Dijo sentirse orgullosa porque este comedor fue instalado por iniciativa propia, ya que “a mí me gusta ayudar al prójimo, a los niños, a los adultos mayores que no tienen para comer”.

Recordó que: “yo comencé por unos niños, un miércoles una compañera de Cuna Maya me regaló comida que repartí aquí en la colonia Machado y al siguiente miércoles, estaba en mi casa acostada en mi hamaca y llegaron unos con una olla a pedir comida y me dijeron que su mamá no había llegado y que tenían hambre y me dolió el corazón, por lo que me puse de pie y preparé lo que tenía en el refrigerador y les dimos de comer y desde ahí, es que todos los miércoles hacemos comida”.

De hecho, dijo que dentro de sus planes está que se pueda habilitar el terreno donde opera el comedor para una escuela del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA) en donde quienes no tengan papeles de primaria y secundaria, puedan tener obtenerlo, además de que se cuente con un taller de cultura de belleza, cortes de cabello entre otras actividades.

Por su parte, la señora Mariel Aguirre Espinosa que opera el comedor de la Colonia La Misericordia, dijo que ella también se sumó al proyecto al ver las necesidades de muchas familias.

“Yo lo único que pido a la gente que quiera apoyarnos, que lo hagan, que se sumen, necesitamos donaciones de carne, frijol, arroz, sopa, lo que quieran para que podamos ayudar a más familias porque en nuestras colonias existe muchas necesidades”, señaló.

Cabe decir que los cuatro comedores operan de la siguiente manera: lunes en la colonia La Misericordia; martes en El Milagro; miércoles en la colonia Machado y el jueves en El Pedregal.

Las personas interesadas en contribuir con esta labor pueden comunicarse con el presidente de la asociación, José Peniche, en el número telefónico 998 105 5250.