El hermetismo en la producción de “Limbo” abarcó día y madrugada: se cerraron calles y se esquivó toda pregunta de los transeúntes

“Es una serie pero no podemos decir cuál”, contesta un hombre mientras guarda el equipo de filmación en las camionetas.

“Es una película mexicana, no, no es la de Iñárritu”, dice otro a unos metros de distancia.

Con ese hermetismo, el equipo de producción de Limbo, la próxima película de Alejandro González Iñárritu esquiva las preguntas mientras levantan el equipo y vallas que la mañana del ayer impidieron el paso de peatones sobre calles del Centro Histórico como Moneda y Correo Mayor, en la misma zona en que se han filmado escenas de películas como Godzilla.

Iñárritu continúa filmando su próximo largometraje, en el que cuenta con un elenco encabezado por Daniel Giménez Cacho y la argentina Griselda Siciliani, entre otros, y por el que desde hace unas semanas se le ha visto en la Ciudad de México.

El filme contará con un diseño de producción de Eugenio Caballero.

La última cinta que había traído al cineasta de vuelta a su país había sido Babel, hace 16 años y para la que realizó una escena en Tijuana.

Este domingo, los alrededores de Palacio Nacional sirvieron de locación donde se filmó una secuencia en Correo Mayor y Moneda, en la que un personaje caminaba con rumbo hacia la calle de Corregidora.

De acuerdo con el equipo de producción, para ella se utilizaron cámaras, escenografía, grúa, iluminación y un dolly con riel, entre otras, y la filmación terminó pasado el mediodía.

Además, se instalaron sets simulando puestos ambulantes y negocios abiertos desde la madrugada del domingo, de acuerdo con fuentes de la producción; también se pidió apagar el alumbrado público alrededor de la locación mientras se rodaba.

Como parte de las escenas tomadas el fin de semana, y para crear el ambiente idóneo de la película, se utilizó un efecto de niebla y de nueva cuenta se intervinieron los semáforos poniéndoles un filtro negro que luego se complementa en la corrección de color.

Sobre la calle de Filomeno Mata, en el Club de Periodistas, que también se va a usar de locación, se han filmado otras producciones como Km 31, Hasta el viento tiene miedo, Spectre y El complot mongol.

El filme del director de Amores perros y Birdman también se rodó en la calle Contestona hacia Soledad y en la esquina de Soledad con Correo Mayor.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí