Científicos japoneses analizan momia de “sirena”

0
45

AGENCIAS

TOKIO.- En Japón existe una leyenda que dice que se puede alcanzar la vida eterna comiendo la carne de una sirena. Lo que bien podría terminar en un cuento tradicional, en ese país acaba de cobrar relevancia nuevamente: en un templo ubicado en la ciudad de Asakuchi se encuentra una supuesta sirena momificada capturada en el siglo XVIII. Ahora los científicos van a realizarle algunos estudios para descubrir sus secretos.

Investigadores de la Universidad de Ciencias y Artes de Kurashiki tomaron a la criatura momificada para realizarle tomografías y descubrir sus secretos.

La sirena en cuestión fue supuestamente capturada en el Océano Pacífico entre los años 1736 y 1741, mide poco más de 30 centímetros, sus dientecillos son puntiagudos y tiene facciones humanas en miniatura. En la parte inferior de su cuerpo, evidentemente, muestra una cola de pez.

No está claro cómo o cuándo llegó la momia al templo de Enjuin en Asakuchi, pero el sacerdote más antiguo del recinto, Kozen Kuida, recuerda que, hasta hace 40 años, la sirena era exhibida en una vitrina de cristal. Ahora se encuentra dentro de una caja fuerte a prueba de fuego para su preservación.

Los investigadores piensan que esta pieza puede ser similar a la “Sirena de Fiji”, que fue exhibida muchos años como real y, sin embargo, hoy se sabe que fue creada a partir del torso y la cabeza de un mono cosidos a la mitad trasera de un pez.