China cree haber detectado civilización alienígena a 473 años luz

BEIJING.- Investigadores chinos habrían identificado posibles rastros tecnológicos de una civilización alienígena mediante una señal de radio captada por el gigantesco “Sky Eye” de China, un telescopio esférico de quinientos metros de apertura. El descubrimiento fue concretado por un grupo de científicos liderado por el Prof. Zhang Tongjie, jefe del Grupo de Investigación de Civilizaciones Extraterrestres del Departamento de Astronomía, en la Universidad Normal de Beijing.

Según informó Science & Technology Daily, el periódico oficial del Ministerio de Ciencia y Tecnología de la República Popular China, el equipo descubrió dos grupos de señales del espacio en 2020, al procesar los datos obtenidos por “Sky Eye” en 2019. Este año, encontró otra señal sospechosa al observar exoplanetas.

El propio Tongjie admitió que la señal sospechosa también puede ser algún tipo de interferencia de radio, que debe confirmarse o descartarse en próximos estudios. Sin embargo, aclaró que este proceso puede ser muy largo.

Los científicos repetirán la observación de las señales sospechosas que se han descubierto, para identificar y detectar nuevas señales. Esperan que el “Sky Eye” sea el primer instrumento en descubrir y confirmar la existencia de civilizaciones extraterrestres.

Sin embargo, no todos los especialistas están convencidos de que las señales tengan un origen extraterrestre. Según Dan Werthimer, especialista de la Universidad de California en Berkeley, todas las señales identificadas hasta el momento son interferencias de radiofrecuencia presentes en la Tierra, producidas por dispositivos electrónicos, sistemas de comunicación y satélites.

Las supuestas señales de civilizaciones alienígenas provienen del sistema Kepler-438, situado a casi 473 años luz del Sistema Solar. Allí se encuentra Kepler-438b, un exoplaneta descubierto en 2015 que tendría interesantes condiciones de habitabilidad, con una composición atmosférica similar a la de la Tierra y una temperatura superficial en torno a los 37 grados Celsius. (El Periódico Mediterráneo)