Chanito se cayó de la nube…Así nos vemos

0
18

Edgar Prz

Durante los últimos tres años Chanito Toledo ostentó la franquicia de Movimiento Ciudadano, más que una membresía política, la convirtió en cuota familiar, él es diputado local y su padre regidor en Solidaridad. De las pocas posiciones políticas de ese partido, ellos y sus amigos  salieron beneficiados.

Nunca hicieron proselitismo para el partido, pretendían seguir manipulándolo a su conveniencia, que sólo sirva a sus intereses y en esa pretendida ilusión fue cometiendo yerros y omisiones. Abandonó a los anteriores liderazgos, Ludivina Menchaca, a los pocos militantes; disponía a discreción las prerrogativas y por ello en muchos municipios no existen oficinas, y muy escasa simpatía.

Es de esos partidos que emergen sólo en etapa electoral, en los tiempos de tregua demuestran una inactividad que bien diría don Tino Tamayo, “espantan al grado de salirles verdín en la espalda». Por eso la política es uno de los oficios y actividades con mayor desprestigio, ya que los dirigentes de los partidos sólo ven para su peculio y se olvidan de la sociedad.

Chanito se perdió en las nubes del interés, se encerró en su cueva familiar y de vez en cuando asomaba la cabeza, se vendió al igual que todos los demás partidos representados en el Congreso local, las loas, la zalamería, el negarse a ver lo que todos ven, la complicidad por unos cuantos pesos, hicieron que desviara el rumbo, era otro de los soldados de barro del inquilino de la 22 de Enero.

Se olvidó de la comunicación con su dirigencia, hacerlos gente, compartirles el escenario político, hacerles saber de los actores políticos. Se creyó que era el todopoderoso al igual que el payaso de Palazuelos, lo oreó, le brindó cobijo y repetimos, la política es algo serio, no debe verse con ojos de circo.

Ahora esta puerta se abre para Marybel en el entendido que Morena de nuevo la ponche, es cliente frecuente y además ostenta el récord de chapulíneo, es experta en cerrar y abrir puertas, (a lo mejor tomó un curso de cerrajería), no se tienta en brincar ya que fue campeona de “brinca la soga».

La gota que derramó el vaso fue la presentación del fanfarrón de Palazuelos, no son los tiempos y además son decisiones de la cúpula y a Chanito se le “olvidó” $$$ a propósito.

Un tiempo acarició la gloria de ser el delfín del Borge Team, tuvo de todo en tan poco tiempo, resultó alumno reprobado de la “nueva generación”. De tesorero municipal lo hicieron diputado local y líder del Congreso, su corazón se inflamó con la posibilidad de ser el ungido, hubo una soterrada disputa en el clan priista que al final se decantó con el que “empezó desde cero», Mauricio Góngora, quien en campaña atacó a diestra y siniestra a su adversario político, fue un irrespetuoso, un gañán, un mal hablado, por eso ahora está en su domicilio, tejiendo chambritas y urdiendo hamacas…

Chanito ha estado pateando su suerte, tenía mayores atributos para crecer, dilapidó en un sexenio su carrera política, ¿ahora quien le dará  la confianza?, ¿quién lo arropará? ¿quién le abrirá las puertas si cuando tuvo oportunidad a nadie dejó pasar?

Con esto se cierra un capítulo de ninis y fifís, ambos son los mejores representantes, ahora les tocará hacer la talacha en los finados, serán chalanes, según  la tradición y empezará su martirio…

Su cabeza ya yergue sobre la bandera de MC, ahora la responsable es la joven Lidia Rojas Fabro, regidora en Othón P. Blanco. Mientras algunos liderazgos se van al norte, otros regresan al sur. Sorpresas que da la vida…

Mejor seguiré caminando y cantando “me caí de la nube en que andaba, como a 20 mil metros de altura, por poquito que pierdo la vida, destapar a Palazuelos fue mi mejor aventura…”

GALERÍA