Turquía, el único país que registró un aumento de 61%; en México se colocaron 948 mil 94 autos nuevos, 28% menos que en 2019

AGENCIAS

MÉXICO.- Como a los consumidores no se les permitió visitar las salas de exhibición y muchas fábricas cerraron, la venta de autos nuevos disminuyó 13% hasta 78.35 millones de unidades, la cifra mundial más baja desde 2011, según estimaciones de la consultora JATO.

Turquía fue el único país con un crecimiento más acelerado que el mundo con alza de 61%. El año pasado, en ese mercado se colocaron 773 mil vehículos, el volumen más alto desde 2017.

“Hay dos razones que lo explican: primero, la demanda de automóviles aumentó desde junio después de que tres prestamistas públicos introdujeron paquetes de préstamos a bajo interés para clientes individuales y corporativos”, explicó JATO.

En segundo lugar, la especulación. “Los distribuidores oficiales no venden las unidades a clientes finales, sino a las ‘galerías’ u otro intermediario que compra autos nuevos con descuento al por mayor”, detalló.

Así, los consumidores turcos se ven obligados a comprar sus coches nuevos en estas galerías a precio superior, ya que no quieren esperar dos o tres meses para conseguir un coche nuevo con el riesgo de pagar más por la devaluación de la lira turca.

Las ventas en EEUU totalizaron 14.5 millones de unidades, 15% menos, el récord más bajo desde 2012. La situación fue aún peor en Europa, donde las ventas disminuyeron 24%.

En México se colocaron 948 mil 94 autos nuevos, 28% menos que en 2019, y fue el país número 14 por volumen.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí