Cárteles mexicanos cambian armas por coca en Colombia

AGENCIAS

BOGOTÁ.- Los cárteles mexicanos de la droga parecen estar enviando armas de alto poder a Colombia para pagar los cargamentos de cocaína, un comercio que, según las autoridades del país sudamericano, está alimentando la lucha mortal entre grupos rivales locales por el control del narcotráfico y de sus rutas.

Una docena de funcionarios policiales colombianos que participan en la primera línea de la lucha contra el narcotráfico y los grupos armados ilegales implicados en el tráfico de cocaína declararon que ametralladoras, fusiles de asalto y pistolas semiautomáticas están llegando al país sudamericano.

Entre las armas que aparecen en los arsenales confiscados a los traficantes se encuentra la pistola FN Five-seveN de fabricación belga, denominada «mata policías», un arma calibre 5.7 con capacidad para penetrar chalecos antibalas.

Los cárteles mexicanos de narcotraficantes tienen fácil acceso a armas compradas en Estados Unidos y relaciones comerciales de largo plazo con grupos armados colombianos, a los que les han comprado cocaína durante décadas, según las autoridades locales.

Pero ahora, los emisarios de los cárteles mexicanos pagan cada vez más los envíos de cocaína con armas, de acuerdo con la policía, en parte para evitar mover grandes cantidades de efectivo a través de las fronteras.

Las armas en poder de los grupos armados ilegales ponen en riesgo a las Fuerzas Armadas y podrían complicar aún más la implementación de un acuerdo de paz de 2016 con la desmovilizada guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

“En el futuro, eso podría tener serias implicaciones, como un aumento de las hostilidades», dijo un funcionario del Centro de Información Antiterrorista y Rastreo de Armas (CIARA) de la Policía Nacional. quien advirtió que los grupos armados pueden usar las armas no solo contra las Fuerzas Armadas, sino también en las violentas batallas entre ellos.