Carencias del sistema de salud, lejos de resolverse: Colegio Médico

Se suman al rechazo a la contratación de médicos cubanos; si no hay plazas cubiertas, es por el crimen organizado y la falta de condiciones adecuadas, dice la secretaria del colegiado, Lucía Allen Hermosillo

SALVADOR CANTO

La polémica por la contratación de 500 médicos cubanos por parte del gobierno federal también preocupa a los especialistas de Quintana Roo, quienes se sumaron al reclamo que ya es generalizado en el país.

En ese contexto, el Colegio Médico de Quintana Roo, que dirige la Dra. Irma Archundia Riveros, a través de la Dra. Lucía Allen Hermosillo en calidad de secretaria de dicho cuerpo colegiado, De Viva Voz rechaza dicha acción del Gobierno de la República que no considera que en México sí hay personal sumamente preparado para ello, opina.

De hecho, reconocen que si bien algunas plazas del país no están cubiertas esto se debe a la presencia de delincuencia organizada o a que las condiciones de trabajo son inadecuadas y la solución no radica en llevar a otros médicos.

En entrevista con El Despertador de Quintana Roo, Lucía Allen Hermosillo apuntó que, “referente a la firma de acuerdos internacionales que tienen como fin la contratación de médicos cubanos, nuestro gremio expresa su preocupación ante la omisión de homologación y revisión de competencias de médicos de otros países para ser contratados en México”.

Otro de los temas abordados fue en torno a lo difícil que resulta para el 18.5% de la población de Quintana Roo no tener acceso a la salud tras la desaparición del Seguro Popular.

Del igual modo, dijo no estar de acuerdo con el criterio de no usar ya el cubrebocas, pues planteó que la pandemia por COVID-19 todavía sigue y prueba de ello es el aumento de contagios que se han reportado en la Ciudad de México por bajar la guardia, pese a que de ello no se habla.

Expuso que debemos estar en alerta ante el aumento de casos de hepatitis aguda infantil, de los cuales ya se han reportado entre 20 y 30 casos en México.

En torno a la viruela del mono, mencionó que afortunadamente todavía no hay casos en México, pero en el caso de Cancún que cuenta con el segundo Aeropuerto Internacional más importante del país “no debemos bajar la guardia y como siempre, tenemos que  aumentar la prevención, las situaciones de limpieza, evitar la fauna nociva y tener mucho cuidado con este tipo de cuestiones”.

Finalmente, sobre el modelo de salud que pretende el gobierno federal que lo compara con el de Dinamarca, la Dra. Allen Hermosillo comentó que mientras existan carencias en los hospitales, falten los medicamentos y haya carencia de equipos, “estamos muy lejos de esa realidad”.

¿Qué opina en torno al tema de la contratación de 500 médicos cubanos anunciado por el gobierno federal?

—Nosotros ya emitimos una postura y lo que te puedo decir es que hay un descontento generalizado que cada vez sigue en aumento por las condiciones de médicos con contratos eventuales sin prestaciones, e incluso durante la atención de COVID-19 no tenían derecho a incapacidad y atención médica, misma atención médica que según declaraciones recientes del Ejecutivo nacional será otorgada de forma gratuita a personas de Guatemala. Sí bien algunas plazas de nuestro país no están cubiertas, se debe a la delincuencia organizada o a que las condiciones de trabajo son inadecuadas y la solución no radica en llevar a otros médicos. Como gremio, expresamos la preocupación ante la omisión de homologación y revisión de competencias de médicos de otros países para ser contratados en México. Las acciones a nivel federal en materia de salud no pueden ser tomadas a la ligera y no es correcto que se realicen programas al vapor y cambios en la estructura de nuestras instituciones de salud; te puedo decir que en este sexenio el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) ha mostrado grandes vacíos, motivo por el que se propone que antes de realizar cualquier otro cambio llamado IMSS-Bienestar o cualquier denominación futura, primero se fortalezca a la Secretaría de Salud, se identifiquen y se atiendan las deficiencias.

¿Cuál es su opinión respecto al sistema de salud en el estado de Quintana Roo?

En realidad tenemos que identificar los puntos inquietantes que nos da el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) en los Sistemas de Seguridad Social que aquí en nuestro estado, el cual identifica que un 18.5% de nuestra población no tiene acceso a servicios de salud, contemplado antes del 2018. Sin embargo, a partir de ese año, al tener la pérdida del programa del Seguro Popular, en estas condiciones, seguramente las estadísticas tendieron a aumentar, ya que el Seguro Popular estaba cubriendo alrededor de 642 mil personas en el 2018 y si tomamos en cuenta que los servicios en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) que es la institución que más cubre en cuanto a seguridad de salud de nuestro estado era una población en ese año de 742 mil personas, entonces, aquí observamos que hay una inquietante falta de cobertura y asistencia médica para nuestra población y la población desafortunadamente más vulnerable que es la que no tiene las posibilidades económicas para poder tener acceso a instituciones privadas, 

Como especialistas en la salud, ¿qué balance tienen de la pandemia por COVID-19 y si siguen no los contagios?

Nuestro estado ha tenido un gran problema con esto debido a la enorme cantidad de movimiento de turistas que han llegado y se van de nuestro estado y eso ha generado que nosotros tengamos, creo, una de las prevalencias más importantes hasta el momento. Sí ha disminuido, en definitiva, sobre todo las actuales clonaciones, las nuevas cepas que se han estado observando a nivel mundial, han tendido a tener una menor mortalidad para las personas que llegan a padecerla, pero esta semana el Hospital de Cardiología “Ignacio Chávez” en la Ciudad de México presenta un informe escrito sobre la preocupación que se tiene actualmente por el incremento nuevamente después de esta cuarta ola de la prevalencia de personas con infección de COVID-19, al grado de que en el país aumentó un 23% esta infecto contagiosidad y desafortunadamente solo en la Ciudad de México un 111%. Entonces, ¿qué está pasando?, pues simplemente bajamos la guardia, estamos tomando en cuenta que esta situación es relativamente menos grave, pero debemos de pensar en los grupos altamente con mayores probabilidades de complicación, llámense personas de la tercera edad o pacientes o personas que tienden a tener enfermedades pulmonares crónicas que puede ser la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, el asma, paciente tabáquicos que han fumado por muchos años.

¿Considera que el uso del cubrebocas debe de ser a criterio, como lo dicen las autoridades?

Eso de que debemos mantenerlo a nuestro criterio, pues yo creo que el criterio debe de ser mantenerlo, hemos observado que eso ha ayudado y beneficiado muchísimo, si tenemos la necesidad de estar en lugares con mucha concentración de gente pues con mayor razón, lavarnos constantemente nuestras manos y mantener esa higiene que hasta el momento yo creo que ha dado posibilidades de mantener con vida a muchas personas.

Por otro lado, ¿qué nos puede decir referente a la hepatitis aguda infantil de la que ya se registran algunos casos en México?

Definitivamente, en todos los países que han padecido esto pues nos tiene con un poco… con mucho nerviosismo, principalmente porque está afectando a niños y a lo sumo adolescentes y han sido los casos muy graves, que incluso han llevado a la letalidad. Desafortunadamente aún no se conoce totalmente cuál es su causa u origen y pues definitivamente, después de dos años de pandemia (COVID-19) la Organización Mundial de la Salud (OMS) emite nuevamente una alerta internacional, precisamente para detectar este tipo de padecimientos de manera inmediata. Ya se han reportado en el mundo alrededor de unos 600 casos, mientras que en México prácticamente van ya de 20 a 30 conocidos según nuestras autoridades de la salud, y aquí considero que al ser una cuestión de infección viral no debemos  bajar la guardia. Los casos que se conocen actualmente nos han dado más información y nos ha permitido que esto se difunda, sobre todo entre los médicos pediatras que trabajan en los hospitales para que puedan estar atentos ante la detección oportuna de estos cuadros como son fatiga, ictericia que es pigmentación amarilla en la piel, la orina oscura, que de no atenderlos, puede llevar a alteraciones y complicaciones mayores.

En torno a la viruela del mono, ¿qué riesgos hay para Cancún dada la condición turística y la gran cantidad de visitas internacionales que tenemos?

Es en realidad una enfermedad totalmente inusual que es relacionada con la antigua viruela que sufrimos en todo el mundo y que se erradicó totalmente a partir más o menos de fines de los años cincuenta; es una situación similar pero en general es mucho más leve, es importante hacer mención esto porque mucha gente cree que la vacunación vaya a ser la misma, no, en definitiva no está así la situación.  Está viruela del mono pertenece a un grupo muy similar que se llama Orthopoxvirus pero no es como el virus de la viruela; en realidad los primates no humanos no son reservorios de este virus, sin embargo se desconoce realmente cuál es el reservorio y los posibles candidatos que se piensa es a través de los roedores, pues son este ese tipo de animales  los que de alguna manera habitan o cohabitan con los monos en África, en este caso en las selvas que daría dónde proviene; sin embargo hasta la fecha no hay un solo cuadro fehacientemente declarado en México. Entonces esto es bien importante porque la gente cree que ahora el acercarse con los monos que tenemos aquí en México… No, estos casos definitivamente provienen de la República Democrática del Congo y a partir del 2016 también se informaron casos en Sierra Leona, República Centroafricana y de Nigeria, pero de allá hacia acá fue que procede, se piensa que a través de personas que hayan acudido allá se haya producido de alguna manera o al haber traído algún animal de manera ilegal, se cree que este tipo de situaciones haya provocado la infestación, sí es cierto, es una situación similar pero definitivamente son lesiones cutáneas cuya problemática es que pueden provocar una infección bacteriana en los lugares donde se tenga la pústula o la lesión y ahí es donde se viene la complicación. Como siempre, proceden la prevención, la limpieza, evitar la fauna nociva y tener mucho cuidado con este tipo de cuestiones.

¿Cree que algún día nuestro sistema de salud pueda estar la altura de Dinamarca o del primer mundo?

La situación es que este modelo de Dinamarca es un modelo que le llaman de Beveridge, que utiliza a proveedores del sector privado pero el pago proviene principalmente de programas de seguros administrados por el gobierno, lo cual permite que la cobertura sea universal. Obvio, estamos hablando de áreas institucionales o no que tienen todos los implementos, los medicamentos que pueda llegar a necesitar el paciente. El modelo utiliza lo que llaman seguros de aseguradoras de fondo de enfermedad, que implementa un sistema verdaderamente ambicioso para México, en donde todavía el sistema actual tiene muchas carencias y se ve en poblaciones alejadas de las grandes ciudades, donde definitivamente no cuentan con estos recursos y por tal motivo, la carencia de medicamentos, ambulancias, de camas de hospital y equipo, hacen que muchas personas no logren curarse o incluso mueran en el trayecto. Creo que este no es un mal modelo, pero es una simbiosis que de alguna manera pone a Dinamarca en los primeros lugares del mundo porque son hospitales que son públicos en su totalidad y en donde el concepto de clínicas privadas no existe por este sistema de pago de servicio y la atención obviamente es de primer nivel y eso todavía no lo tenemos en México.