Generará pérdidas por alrededor de 61 mil mdd; compañías en México, EEUU y Canadá han tenido que ampliar los recortes de producción

AGENCIAS

MÉXICO.- Los fabricantes de automóviles están ampliando los recortes de producción en algunas plantas de América del Norte a medida que hacen frente a una escasez mundial cada vez mayor de semiconductores.

Los chips para su uso en automóviles y camiones han sido más difíciles de conseguir, ya que los fabricantes de semiconductores han asignado más capacidad a los productos de consumo. La pandemia ha provocado un aumento en los pedidos de teléfonos inteligentes, televisores y computadoras a medida que las personas intentan hacer que la vida prolongada en el hogar sea más llevadera, dejando menos capacidad para un repunte de la demanda de vehículos más fuerte de lo esperado. Las recientes interrupciones relacionadas con el clima de los suministros petroquímicos en el sur de los Estados Unidos y un incendio en una planta de fabricación de chips en Japón han exacerbado los cierres.

El consultor AlixPartners estimó que la escasez de chips podría costar a los fabricantes de automóviles 61 mil millones de dólares en ventas perdidas este año. Los recientes reveses podrían retrasar aún más la recuperación esperada de la producción en el segundo trimestre. “La producción se está reduciendo, no aumentando, por lo que el equilibrio entre la oferta y la demanda solo está empeorando”, dijo Takeshi Miyao, analista de la investigadora Carnorama.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí