Candidatos de Trump cosechan resultados mixtos en primarias

El exmandatario sigue demostrando su capacidad de convocatoria política, que se medirá durante las elecciones de legislativas de noviembre

AGENCIAS

WASHINGTON.- Los candidatos del Partido Republicano de Estados Unidos que cuentan con el apoyo del expresidente Donald Trump cosecharon resultados mixtos en las primarias que se celebraron en cuatro estados para las elecciones legislativas del próximo noviembre.

En Carolina del Sur, uno de los estados más conservadores del país y donde Trump sigue siendo muy popular, el veterano congresista Tom Rice perdió la posibilidad de renovar su escaño en noviembre frente a Russell Fry, quien le superó por más de un 25% del total de votos emitidos, según las proyecciones de los principales medios.

Rice desató la ira de Trump en enero de 2021 al ser uno de los únicamente 10 representantes del Partido Republicano que votó a favor de encausarle en el juicio político impulsado por los demócratas para echarlo del poder tras el asalto al Capitolio del 6 de enero por parte de miles de simpatizantes del entonces presidente.

Trump apoyó públicamente al rival de Rice en las primarias, Fry, quien se ha impuesto holgadamente al todavía congresista.

No ocurrió lo mismo, sin embargo, en otro distrito de Carolina del Sur en que la candidata apoyada por Trump, Katie Arrington, quedó por detrás de la actual congresista, Nancy Mace, quien en noviembre podrá revalidar su escaño si vence al candidato demócrata.

A diferencia de Rice, Mace no votó a favor de encausar a Trump en el juicio político de enero de 2021, pero sí se mostró crítica con el entonces presidente, algo que este no le perdonó y decidió apoyar a su rival, derrotada este miércoles.

Fuera de Carolina del Sur,  también se decidieron los candidatos tanto demócratas como republicanos a algunas de las disputas electorales que se prevén más reñidas en noviembre, como uno de los dos puestos de senador federal por Nevada, actualmente ocupado por Catherine Cortez Masto, pero que podría caer en manos republicanas según las encuestas.