Canadá planea despenalizar algunas drogas duras

El abuso de sustancias ha dejado miles de muertos en Columbia Británica; en lugar de arrestos, apoyo para acceder a ayuda médica contra la adicción

AGENCIAS

OTTAWA.- Canadá anunció que despenalizará la posesión de pequeñas cantidades de drogas duras en un proyecto piloto en Columbia Británica que busca atajar una crisis de opioides que deja miles de muertos, buscando tratar las adicciones en lugar de encarcelar a los consumidores.

En respuesta a un pedido de la provincia de Columbia Británica, la ministra federal de Salud Mental y Adicciones, Carolyn Bennett, dijo que el 31 de enero de 2023 entrará en vigor una exención a la ley para permitir la posesión de opioides, cocaína, metanfetamina y otras drogas duras, por un periodo de tres años.

Los adultos de esta provincia de la costa Pacífica no podrán ser arrestados ni enfrentarán cargos por posesión de dosis personales de hasta 2.5 gramos de drogas duras, y la policía no podrá confiscar el producto. En lugar de eso, los usuarios recibirán información sobre cómo acceder a ayuda médica para las adicciones.

“Hacemos esto para salvar vidas, pero también para dar su dignidad y (capacidad de) decisión a los usuarios de drogas”, declaró Bennet, agregando que se convertiría en “un modelo para otras jurisdicciones de Canadá”.

Kennedy Stewart, el alcalde de Vancouver -epicentro de la crisis de opioides- dijo que la decisión “replantea en forma fundamental la política de drogas para favorecer la asistencia sanitaria en lugar de las esposas”.

Varias ciudades canadienses, incluyendo Montreal y Toronto, han manifestado su deseo de obtener exenciones similares.

El abuso de sustancias ha dejado miles de muertos en Columbia Británica.