Campañas frívolas, nada nuevo

0
266

Más de lo mismo en la primera semana de proselitismo por la gubernatura: prevalecen los ataques verbales y las promesas de siempre aunque con carencia real de propuestas, entre ‘baños de pueblo’ y actos multitudinarios sin medidas preventivas por la pandemia

SALVADOR CANTO

Un arranque de campañas de cara al pasado, donde la táctica de los ataques mutuos y la frivolidad han sido características principales, es lo que prevaleció durante la primera semana de proselitismo entre tres de los cinco candidatos que buscan la gubernatura de Quintana Roo.

Todos los aspirantes a suplir el cargo que hoy ostenta Carlos Joaquín González se han olvidado de hacer propuestas reales y buscar convencer al electorado para que salga a votar el próximo 5 de junio, pues no han anunciado nada nuevo ni tampoco han dado un “golpe de timón” que pudiera marcar el rumbo de las elecciones, en donde todo parece indicar que será una mujer la podría ser la primera gobernadora de Quintana Roo.

Los viejos vicios como el acarreo de personas de un municipio a otro, la entrega de despensas, gorras y playeras para coaccionar el voto y la manipulación de encuestas para hacer creer que van arriba en la preferencia electoral, también han predominado durante este arranque de campaña.

Los primeros en comenzar los ataques fueron José Luis Pech Várguez de Movimiento Ciudadano y Laura Fernández Piña de la alianza PAN-PRD y Confianza, en contra de Mara Lezama de la coalición “Juntos Hacemos Historia”.

Sin embargo, la abanderada de Morena, PVEM, PT y Fuerza por México, con el argumento de hacer una campaña propositiva y sin agresiones de por medio, usó a su coordinadora de campaña —y quien para muchos tiene más tablas políticas—, Marybel Villegas Canché, para enviar los mensajes de contraataque a través de redes sociales, lo que sin duda no abona en nada al proceso electoral.

En tanto que los otros dos candidatos, Leslie Hendricks Rubio del PRI, hija del exgobernador Joaquín Hendricks Díaz, y Nivardo Mena Villanueva del partido Movimiento Auténtico Social (MAS) que es controlado por la extitular de la Secretaría de Educación, Cecilia Loría, con poco están tratando de hacer un gran esfuerzo por darse a conocer ante el electorado del estado, sin emitir hasta el momento algún señalamiento o ataque alguno, aunque saben que su triunfo está más que lejano.

Para Eduardo Galaviz Ibarra, presidente del Observatorio Legislativo, es lamentable que el arranque de las campañas electorales se haya basado en denostar a los participantes, más que las propuestas y análisis de los problemas del estado que deben de atenderse.

“La campaña electoral parece que se basa en denostar a los participantes más que las propuestas y análisis de los problemas del estado que deben de atenderse, de verdad, eso no ayuda a que el electorado tenga información y le dé la confianza de participar en la elección”, explicó el líder empresarial a El Despertador de Quintana Roo.

Dijo que es necesario que los candidatos entiendan la urgencia de hacer una exposición real de los problemas que tiene el estado y sus propuesta de solución con datos duros y ejemplos de solución reales.

De hecho, si bien se trata apenas de la primera semana de campaña, no existe hasta ahora ninguna propuesta seria de cualquiera de los cinco candidatos en torno a la problemática social, seguridad, salud, educación y obra pública, más que mensajes repetitivos que no han provocado ningún interés en la ciudadanía.

Acarreos masivos, vicios del pasado y sin propuesta real

Contrario a lo que se esperaba, desde el inicio formal de las campañas electorales, los cinco candidatos hicieron uso de las clásicas triquiñuelas del pasado, como es el acarreo de gente de otros municipios hacia los puntos de arranque, pero antes, a través de redes sociales comenzaron con los ataques directos unos contra los otros, principalmente entre tres de los aspirantes, quienes se tachan de corruptos y ladrones.

El acarreo masivo fue más evidenciado en los eventos de las candidatas Mara Lezama Espinoza de la coalición “Juntos Hacemos Historia” conformada por Morena, PT, Verde y Fuerza por México, y Laura Lynn Fernández Piña de la alianza “Va por Quintana Roo” integrada por el PRD, PAN y Confianza por Quintana Roo.

Ambas iniciaron en distintos puntos de la ciudad de Chetumal el pasado domingo 3 de abril y curiosamente con una hora de diferencia; la primera comenzó a las cinco de la tarde en el parque Hábitat 2 de la colonia Proterritorio y la segunda a las seis en el parque Renacimiento.

Medios de la capital del estado documentaron que entre ambas candidatas se pudo contabilizar más de un centenar de autobuses procedentes de otros municipios del estado, principalmente de Benito Juárez y Solidaridad, con gente que fue trasladada para el arranque de la campaña, despilfarrando millones de pesos en la renta de las unidades, además de las gorras y playeras que les entregaron a los asistentes, sin olvidar la torta y el refresco que está incluido en los acuerdos de cada movilización de las personas.

Norma Cahum, líder de colonia de la región 240, explicó que si bien siempre han apoyado a Morena, los malos manejos en el proceso electoral pasado los orilló a sumarse a Fuerza por México, pero en esta ocasión al hacer alianza para la gubernatura, se han vuelto a sumar al proyecto principal.

“Claro que todo tiene un costo, nosotros no vamos gratis, además de que nos tienen que dar trasporte, gorras, playeras y alimentación, nos dan dinero porque de otra manera la gente no va a los actos proselitistas”, confió la activista que moviliza en esa zona a por lo menos 150 o 200 personas cada vez que se lo piden.

Dijo que por lo menos son 200 o 300 pesos que se le tienen que dar a la gente porque muchos piden permisos en sus trabajos para acudir a los actos de campaña.

Lo anterior confirma la existencia de un “tabulador” que manejan los líderes de colonias para los procesos electorales y que, de acuerdo al candidato y cargo, es el cobro por la presencia de la gente. 

En el primero de sus actos proselitistas ambas candidatas se mostraron “apagadas”, sin propuestas serias y únicamente se abocaron a emitir discursos añejos plagados de promesas y señalamientos a lo que consideran han sido malos gobiernos.

Lo más lamentable es que quienes fueron sus maestros de ceremonias, quienes parecían más bien animadores de espectáculos gruperos, interrumpían constantemente los frívolos discursos de las candidatas para alargarlos, pese a su contenido árido de argumentos para convencer a la gente de que podrían encabezar un buen gobierno, sin algún pronunciamiento sobre temas de interés como son el proyecto del Tren Maya, el medio ambiente, el turismo o la inseguridad.

Mucho ruido y pocas nueces

Las dos principales candidatas, de entre quienes se cree que saldrá la próxima gobernadora de Quintana Roo, Mara Lezama Espinosa y Laura Lynn Fernández  Piña, se han abocado más a las acusaciones y señalamientos entre ambas, que a aprovechar la histórica oportunidad que tienen en sus manos para recomponer el rumbo del estado.

Tal parece que los equipos de campaña de ambas candidatas están más al pendiente de lo que hace y dice “la de enfrente”, que de corregir los errores que cometen en cada acto proselitista.

La abanderada de la alianza “Va por Quintana Roo”, Laura Fernández Piña, ha señalado en varios de sus actos de campaña que Benito Juárez, municipio que fue gobernado por Mara Lezama con Morena y el Partido Verde de la mano, se encuentra sumido en una verdadera crisis de inseguridad y un grave problema en los servicios públicos.

A dicha candidata se le olvida que ella gobernó Puerto Morelos y lo hizo de la mano del Partido Verde, lo que demuestra una total incongruencia entre lo que dice y lo que hace, aunado a que en su gobierno predominó la mano de obra foránea, es decir, gente de Cancún, muy por encima de gente local, lo que resalta aún más al ofrecer que de ganar la gubernatura Quintana Roo sería gobernado por gente del estado y ya no foráneos, como cuando fue territorio.

Por su parte, Mara Lezama, actual candidata de la coalición “Juntos Hacemos Historia”, dijo recientemente que Puerto Morelos padece los estragos de un gobierno corrupto, en un claro mensaje a Laura Fernández, pero a la exalcaldesa de Cancún se le olvidó, a su vez, que el onceavo municipio era gobernado por el Partido Verde que hoy es su aliado para la gubernatura.

Además de eso, ambas candidatas tienen en sus equipos de trabajo, e incluso enlistados para ser candidatos a diputados, a gente infractora en materia electoral que hoy en plenas campañas se hacen presentes como si nada: tal es el caso de Issac Janix Alanís que hasta hace unos meses no solo denostó, sino que amenazó con meter a la cárcel a Mara Lezama por actos de corrupción y hasta presentó una denuncia penal en su contra ante la Fiscalía General de la República, pero hoy eso ya se le olvidó y hasta son amigos.

El exgobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva Madrid, sentenció durante una entrevista con El Despertador de Quintana Roo realizada en 2020 que “en política los pleitos son de mentira”, dicho que se confirma en el actual proceso electoral, donde se evidencia una vez más que todo es válido con tal de llegar al poder.

Lejanos al pueblo, hoy se dicen aliados de él

Las críticas en redes sociales, emitidas tanto por ciudadanos como por analistas políticos del estado no se han hecho esperar, al considerar que las campañas electorales han arrancado con tibieza y reprochan que quienes hoy hacen proselitismo y los que iniciarán campañas a diputaciones a partir del 18 de abril es gente que durante muchos años no se dignó ni siquiera a saludar a la ciudadanía, pese a que ostentaban un cargo público.

Los señalamientos son más que justos, pues claramente se observa a candidatos que de la noche a la mañana cambiaron las visitas a restaurantes caros y vestimentas de lujo para ponerse ropa sencilla y visitar cualquier taquería de la calle o fonda de los municipios para hacer creer que están a favor de la gente y de esta manera buscar convencer a la población.

De hecho, ninguno de los candidatos ha considerado que el tema de la pandemia aún está activo y que el hecho de estar en color verde dentro del semáforo epidemiológico no significa un relajamiento en las medidas sanitarias y a pesar de ello, han hecho caso omiso porque han realizado eventos multitudinarios.

En cambio, andan por las calles saludando y abrazando a los adultos mayores, niñas y niños, posando con su mejor sonrisa para los videos y las fotografías, mostrándose muy distintos a como realmente son como políticos y como personas, pues su único objetivo es obtener la mayor cantidad de votos el próximo 5 de junio.

Jorge Miguel Cocom Pech, Premio Internacional de Literaturas Indígenas de Américas (PLIA) en el 2016, quien también fue consejero del ya desaparecido Consejo Estatal Electoral, opinó, en una entrevista De viva voz que publicamos en esta edición de El Despertador de Quintana Roo, que lo que hay en este arranque del proceso electoral es un auténtico “desfile de máscaras”, protagonizado por políticos doble moral que no han ofrecido hasta ahora propuestas integrales para Quintana Roo.

Y ciertamente, lo que se ve todos los días son las mismas imágenes de cada proceso electoral: candidatas y candidatos con ropas sencillas, incluso usando vestimentas regionales, dándose “baños de pueblo”, comprando artesanías, bailando y hasta cantando, lo que refleja el carnaval en el que se ha convertido la política en Quintana Roo en los últimos años.

Como un botón de muestra del cúmulo de frivolidades que hoy suplen las propuestas, la candidata de la alianza “Va por Quintana Roo”, Laura Fernández Piña, difundió un video en redes sociales para emitir el “reto viral” de comer un chile habanero verde, el cual fue secundado entre otros por el abanderado de Movimiento Ciudadano, José Luis Pech, en otra videograbación en la cual señaló jocosamente que el chile verde “no sirve”, que el mejor es el de color naranja.

Datos que no se deben perder de vista

Desde el arranque de la campaña y hasta el fin de la primera semana de proselitismo, ha llamado la atención la gran ausencia del dirigente nacional de Morena, Mario Delgado y de otras figuras de los demás partidos aliados en los actos proselitistas de Mara Lezama, en tanto que Laura Fernández sí ha contado con los líderes a nivel nacional, tanto al del PAN como del PRD .

En el caso de la abanderada de la coalición “Juntos Hacemos Historia”, es de hacer notar que horas antes del inicio oficial de las campañas electorales se pudo beneficiar por la visita a la entidad del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, quien arribó a Chetumal con el argumento de supervisar obras, lo que a todas luces podría ser considerado como un delito electoral.

Pero además, durante el acto de arranque tuvo en el templete principal, a su lado, a la actual gobernadora de Campeche, Layda Sansores San Román, lo que debería encender los ojos de alerta en materia de turismo electoral, si se considera que en la zona sur existe todavía una franja de comunidades limítrofes con la ciudad de las murallas, con muchos habitantes que, como en cada proceso electoral, están dispuestos a votar en un estado u otro, a cambio de apoyos permanentes.

Empresarios invitan a candidatos a firmar compromiso

Los Consejos Coordinadores Empresariales de Quintana Roo (CCE del Caribe, CCE Rivera Maya, CCE Cozumel y CCE Chetumal) y el Observatorio Legislativo en trabajo conjunto, informaron que han hecho una invitación formal a los candidatos y candidatas a la gubernatura del Estado, a la Firma de Compromisos el próximo 3 de mayo a las 11 am en Playa del Carmen.

De acuerdo con Lenin Amaro Betancourt, uno de los líderes empresarios, la idea es que todos los candidatos, sin excepción, lo hagan para “valorar” realmente el compromiso que tienen con la sociedad.

“La verdad el arranque de las campañas no ha sido el esperado, pero esperamos que esto mejore, que los candidatos ya comiencen a dar a conocer sus propuestas de gobierno”, explicó en breve entrevista con El Despertador de Quintana Roo.

Dijo que los empresarios de Quintana Roo, “estamos comprometidos con la sociedad y hemos juntado esfuerzos, nos hemos aliados para ayudar a que el proceso electoral sea muy transparente”.

En ese contexto, recordó que ya fue abierta la página www.quintanaroovota.com en donde se promueve el voto del próximo 5 junio.

“Invitamos a la gente a que entre a la página y conozca el perfil de las candidatas y candidatos a la gubernatura, de esta manera los ciudadanos podrán conjuntamente con los planteamientos y propuestas de campaña razonar su voto”, explicó.

Finalmente, platicó que en los próximos días estarán entregando a los candidatos y candidatas, un documento único que integra los planteamientos generales y compromisos de cada región del estado y que recoge el sentir general de todas las cámaras y asociaciones empresariales del estado y la sociedad.

Por otro lado y con el objetivo de que los candidatos tengan mesas de diálogo con los organismos de la zona sur del estado, empresarios de Chetumal presentaron el pasado cinco de abril la propuesta para llevar a cabo un foro abierto durante cinco días en cinco diferentes sedes, es decir, una para cada aspirante a la gubernatura.

El presidente del CCE, Eloy Quintal Jiménez, dio a conocer que los equipos coordinadores de los aspirantes al gobierno estatal han manifestado su interés por asistir a dicho ejercicio democrático.

El empresario dejó en claro que lo más importante no es únicamente buscar un acercamiento durante el proceso electoral, sino mantener esas vías de comunicación abiertas con los empresarios una vez que concluyan las votaciones y ya se tenga un gobierno electo para que no dejen en el olvido los acuerdos que se pactan durante el periodo de campañas.

Ante todo esto, dijo que ya fueron asignadas fechas elegidas de manera aleatoria para cada uno de los candidatos y con base en un sorteo interno que se hizo, la primera en acudir el próximo 18 de abril será Leslie Hendricks Rubio a las instalaciones de la Canacintra; el 19 de abril Josué Nivardo Mena Villanueva en la Asociación de Hoteles; Laura Fernández Piña quedó para el 20 de abril en la Canaco, José Luis Pech Várguez el día 21 en la Canirac y finalmente el 22 de abril Mara Lezama Espinosa en la CMIC.

No obstante, estas fechas pudieran modificarse de acuerdo a la agenda de cada candidato y candidata.

Confirma Ieqroo registro de candidatos a debates

Al vencer el plazo establecido para la recepción de solicitudes para debates entre las y los candidatos a la gubernatura, el Instituto Estatal Electoral de Quintana Roo (Ieqroo), confirmó que los cinco aspirantes han confirmado su participación, de acuerdo a las respectivas cartas presentadas por sus representantes.

Recientemente, el Consejero Electoral y Presidente de la Comisión de Partidos Políticos, Adrián Amilcar Sauri Manzanilla, dijo que los interesados presentaron su solicitud y a más tardar el próximo 12 de abril se darán a conocer las fechas respectivas, el formato y el lugar para el desarrollo del encuentro político con la idea de que exista un intercambio de ideas que permita a la ciudadanía conocer no solo a los candidatos, sino también sus propuestas.

Urgen posturas y propuestas

Durante los 51 días que restan a partir de este lunes 11 de abril hasta el 1 de junio, fecha en que concluirán las campañas electorales, la ciudadanía requiere con urgencia que los candidatos fijen de una vez por todas posturas claras sobre temas que llevan largos años en la agenda política, así como otros de inclusión más reciente: el riesgo de daño ambiental por las obras del Tren Maya, el desastre del sargazo y su mal manejo financiero, la protección de las áreas naturales protegidas, el puente sobre la laguna Nichupté, la posible terminal de cruceros anunciada por el presidente López Obrador en el muelle de Calica (hoy Sac Tun), el reto del delicado equilibrio entre crecer más y consolidar lo que ya está, las postergadas obras (ya anunciadas, pero sin fecha definida) para renovar el bulevar Colosio, la recolección y disposición de residuos sólidos, la carencia de servicios públicos en zonas irregulares de Rancho Viejo, Bonfil y en general la megalópolis de la zona conurbada entre Isla Mujeres y Benito Juárez, el deficiente alumbrado público en amplias zonas de las ciudades más pobladas como Cancún en oscuridad permanente, los semáforos inservibles, las calles en estado deplorable, y lo mas importante: la inseguridad, la violencia, las ejecuciones, las desapariciones forzadas, los feminicidios, los cobros de derecho de piso, el narcomenudeo, las balaceras, los asaltos a mano armada que mantienen en zozobra a los quintanarroenses…
En lo que respecta a las propuestas de los candidatos, tampoco se les ha escuchado pronunciarse por el embellecimiento de  las ciudades y pueblos, la instalación de internet gratuito en parques públicos y en todas las escuelas, la obligatoriedad de cursar el idioma maya y la historia de Quintana Roo al menos un año en todos los niveles escolares, la participación ciudadana como nueva forma de tomar la calle y ocupar los parques y jardines para que no sigan ocupados por la delincuencia, el control del colosal endeudamiento del gobierno del Estado, la instrumentación de un órgano de control anticorrupción, el fortalecimiento de la transparencia y la rendición de cuentas, la regularización y certeza legal en la posesión de la vivienda, la promoción de iniciativas como las de legítima defensa y pena de muerte a secuestradores y violadores, el establecimiento de un rastro TIF y de al menos dos hospitales especializados para atender enfermedades mentales, retomar los compromisos pendientes del presidente López Obrador como declarar zona libre a Chetumal, bajar el IVA al 8%, concretar la mudanza de la Secretaría de Turismo a la capital del estado y tantas necesidades más…

Sería interminable el listado de la agenda política y de asignaturas pendientes y  aspiracionales por ser abordadas; aunque por ahora el derrotero de esta campaña parece definirse más hacia los enfrentamientos y el “piquete de ojos”, más que por la vía de la propuesta, que sería lo más beneficioso para el Estado y no el triunfo del menos peor…