Calor hace eyacular a las abejas hasta morir

0
14

VICTORIA.- Una nueva investigación ha encontrado que las abejas, específicamente las obreras macho, los zánganos, están sufriendo una muerte horrible y bastante inusual durante las fuertes olas de calor.

El aumento de las temperaturas resultante del cambio climático obliga a estas abejas a eyacular hasta la muerte, con un «equivalente de pene interno» del mismo tamaño que el de la abeja saliendo del propio abdomen del insecto. Es una consecuencia de la conmoción de la cercanía de la muerte por calor: convulsionan y eyaculan espontáneamente hasta morir.

«Cuando los zánganos mueren por conmoción, eyaculan espontáneamente», explica Alison McAfee, becaria postdoctoral en los Laboratorios Michael Smith de la Universidad de Columbia Británica. «Tienen este endófalo elaborado que sale hacia afuera y es del tamaño de su propio abdomen. Es bastante extremo».

El interior de una colonia de abejas está termorregulado. Es un ambiente estable que mantiene una temperatura de alrededor de 35 grados centígrados, pero las olas de calor han llevado a estos insectos al límite.

Los expertos exponen que una simple cubierta de poliestireno sobre las colmenas podría ayudar a enfriarlas durante las olas de calor y evitar que los enjambres de zánganos acaben en una muerte tan dramática, como si «hubieran explotado literalmente de adentro hacia afuera». De esta manera, no solo salvaríamos a las abejas, también a su vez, aumentaría la producción de miel. (Muy Interesante)